Cientos de personas en la comarca aún desconocen las cláusulas de sus hipotecas

Protesta delante de una entidad bancaria en Ferrol efe
|

La presencia en los medios, cada día mayor, de procesos judiciales relacionados con clásulas abusivas y usureras de muchas hipotecas ha puesto en alerta a la población, que se ha desperezado para conocer en qué situación se encuentran los contratos que firmaron antaño con sus entidades bancarias de confianza.
En no pocos casos los hipotecados se han encontrado con una desagradable sorpresa, lo cual ha hecho proliferar las demandas judiciales de este tipo y, con ello, los despachos de abogados especializados en dichas causas.
Alfonso Salceda, de Estudio Jurírico, en Fene, lleva actualmente una docena de casos relacionados con las cláusulas suelo o similares. Este abogado explica que el usuario debe de tener claro que estas cláusulas en sí no son ilegales, la irregularidad que han cometido la mayoría de entidades bancarias se produjo en la falta de información al consumidor.
“Existe una directiva europea, la 93/13, que exige una absoluta transparencia y claridad respecto a las condiciones de estos contratos, algo de lo que adolecen casi todos los que se están llevando a juicio”, comenta Salceda.
Existen, además, unos requisitos que, tal y como se está demostrando en estos procesos judiciales, tampoco se habían estado cumpliendo estos años atrás, como es la entrega previa a la firma de una ficha personal en la que se sintetizan las características del contrato hipotecario, para que el consumidor pueda decidir si le conviene o no.

contratos precocinados
En esta opacidad reside la mayor parte del concepto de abusividad de estos contratos. Los magistrados argumentan en sus autos condenatorios que los consumidores no han tenido unas garantías de acceso a la información de lo que estaban firmando.
A mayores, la mayoría de las hipotecas se consideran contratos de adhesión, es decir, que se redacta por solo una de las partes y, en este caso, el consumidor no tiene la posibilidad de negociar ni sus avales, ni sus garantías, ni sus seguros, ni en el tipo de interés o el interés moratorio. “O lo tomas o dejas”, esto es lo que gran parte de las entidades presentaban a sus clientes.
Así, comenta este abogado, mucha gente se está viendo con grandes losas a sus espaldas, teniendo que afrontar hipotecas con sueldos sensiblemente inferiores a los de años atrás. Existe también otra problemática en algunos de estos contratos hipotecarios con la que está resultando más difícil lidiar, ya que existen cláusulas que obligan a compensar con nuevos bienes la pérdida del valor de mercado que haya sufrido la vivienda. “Unas condiciones leoninas, en las que solo ganan unos” y que pasaron inadvertidas durante mucho tiempo, explica este abogado fenés.
“Hoy, afortunadamente, la gente mira con lupa y consulta a muchos despachos especializados antes de firmar. Antes había una confianza casi ciega en tu asesor bancario de toda la vida”.
Aún así, las asociaciones de consumidores y las plataformas sociales calculan que existen, todavía, en la comarca cientos de consumidores que firmaron sus hipotecas sin ningún tipo de garantía informativa y que aún no han iniciado una causa legal al respecto.
Sin embargo, advierte, esta opacidad en la información no es siempre la causa de que una cláusula se declare nula. Existen también contratos calificados de usureros en los que los intereses moratorios son del 29%. Aquí en Ferrol, se hizo público el caso de Marcos Guerreiro, que, tras varios años pagando la hipoteca, llegó a deber 6.000 euros más de lo que había solicitado inicialmente. Su caso se encuentra a la espera de una sentencia.

Cientos de personas en la comarca aún desconocen las cláusulas de sus hipotecas