Finalizan las primeras actuaciones de urgencia en el centro Porta Nova

Fachada de Portanova
|

El gobierno local esperaba finalizar ayer las actuaciones de emergencia ejecutadas en la fachada del centro comercial Porta Nova que da a la avenida de Viveiro, unas obras que fue preciso acometer después de que se viniera abajo parte del revestimiento de la pared, con la consiguiente alarma entre los vecinos.
Los trabajos, que tuvieron un coste de 30.000 euros, fueron ejecutados por la empresa Hiperdeco y comenzaron el pasado miércoles, un día después de que se produjese el desplome. Esta misma empresa fue la que ya se ocupó de la retirada de las losetas de piedra en las que hace ya semanas empezaron a detectarse grietas que constataron la existencia de un problema en el centro comercial.
Aquellos primeros trabajos no sirvieron para detener los desperfectos, puesto que estos afectan también al revestimiento situado bajo la piedra. Un informe técnico encargado por el Concello certificó –según explicó en su día el alcalde, José Manuel Rey–que los muros del centro comercial no sufren desperfectos y, por lo tanto, no existe una situación de peligro en las instalaciones más allá del mal estado del “envoltorio” superficial, que el regidor municipal achacó en todo momento a la falta de mantenimiento de los edificios municipales durante los últimos años y de este, en concreto, desde su construcción.

Finalizan las primeras actuaciones de urgencia en el centro Porta Nova