Más de 70 sanitarios que usaron las mascarillas retiradas dan positivo

Personal del complejo hospitalario Arquitecto Marcide de Ferrol CHUF aplaude en el homenaje a los sanitarios que cada día tiene lugar a las 8 de la tarde | delgado (efe)
|

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha detectado 76 casos positivos entre los 3.055 test realizados a profesionales sanitarios que han utilizado las mascarillas retiradas por el Gobierno del fabricante Garry Galaxy porque presentaban un defecto.

Así lo afirmó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una rueda de prensa telemática, en la que ha explicado que se han realizado 3.055 test a los profesionales que utilizaron esas mascarillas “compradas por el Gobierno central” que, ha recordado, “posteriormente notificó que tenían deficiencias”.

“De los 3.055 que testamos hay 76 profesionales que dieron positivo, la mayoría asintomáticos y en aislamiento domiciliario”, ha explicado el presidente autonómico gallego.

Feijóo ha admitido que “sorprendió mucho el problema de las mascarillas defectuosas”. “Lo que hicimos fue hacer un test para comprobar cuantos profesionales se contagiaron como consecuencia de esas mascarillas”, ha abundado.

En aislamiento 
El titular de la Xunta ha apuntado que “pueda haber riesgo a una complicación posterior”, pero ha insistido en que de las 3.055 pruebas hechas a profesionales “hay 76 contagios”, todos “asintomáticos o en aislamiento domiciliario” como plantea el protocolo a activar en “todos los servicios de salud cuando hay un positivo”.

En referencias a lo sucedido con estas mascarillas, los colegios profesionales de Enfermería de Galicia recomiendan a quienes las utilizaron “y que no hayan sido identificados o requeridos al efecto”, lo pongan en conocimiento de la “correspondiente unidad de salud laboral a fin de que se pueda evaluar el eventual riesgo derivado del empleo de este material defectuoso”.

“Pese a la inmediata retirada del material defectuoso por el Sergas, los colegios provinciales de Galicia reivindican la importancia de que todo el personal sanitario sea dotado con el material adecuado para afrontar sus intervenciones profesionales, algo que ya habían remarcado en la reunión mantenida el pasado 7 de abril con el conselleiro de Sanidade y que a estas alturas debiera de estar solventado”, han destacado en un comunicado.

En aquella reunión, también recordaron a Sanidade la importancia de disponer de EPI.

Más de 70 sanitarios que usaron las mascarillas retiradas dan positivo