Luis Victoria sustituirá a María Teresa Riveira en el gobierno local

pleno investidura Ferrol 2015
|

María Teresa Riveira presentó ayer la renuncia a su acta de concejala del Concello de Ferrol en el Registro. Lo hizo, según explican fuentes del gobierno local, por cuestiones personales y también “razóns privadas de saúde, que facían moi desaconsellable a súa continuidade no goberno, pola esixencia de tempo e responsabilidades que implica levar a cabo a tarefa de acatar o mandato democrático na representación dos veciños”. La decisión de la hasta ayer concejala de Benestar Animal, Minorías Étnicas, Xuventude e Inmigración era conocida por los miembros del gobierno desde hace semanas. La intención era que se produjese después de las elecciones generales pero fue imposible demorarla más y finalmente llega en plena campaña electoral y a las puertas de llevar al pleno los presupuestos del año próximo. La comunicación con Riveira, durante el día de ayer, para conocer su opinión respecto a la situación creada con su marcha y sus motivaciones, fue imposible.
El alcalde, Jorge Suárez (Ferrol en Común, lista a la que pertenecía la edila), agradeció públicamente las tareas desempeñadas por su compañera en una concejalía que además era de nueva creación. “Estamos satisfeitos co seu traballo, non hai ningún tipo de discrepancia persoal nin de reproche político”, afirmó. Aseguró que la unidad del gobierno local está garantizada también con su sustituto, Luis Victoria Gallego.
Desde el PSOE, su portavoz, Beatriz Sestayo (que además compartía responsabilidades en el área de Servicios Sociales con Riveira) expresó su “respecto a unha decisión persoal” y le deseó “toda a sorte do mundo no seu futuro”. Afirmó que durante estos meses de gobierno mantuvieron “unha boa relación” y cree que esta marcha no afectará a la imagen cara el exterior del gobierno local porque “é unha decisión persoal de Teresa e confío en que quen se incorpore teña todas as ganas de traballar porque Ferrol necesita moito traballo”.

críticas del pp 
Distinta es la apreciación del principal partido opositor, el Partido Popular. Su portavoz, Martina Aneiros, afirmaba ayer que esta decisión “confirma que estamos ante un gobierno inestable y dividido”. “Esta es una renuncia anunciada que viene a ser una ruptura dentro del gobierno”, explica, por lo que “tenemos que concluir que el alcalde no ha tenido el liderazgo suficiente par evitarla”. Comenta Aneiros que la situación “puede ser preocupante” ante la situación de minoría del gobierno local y critica además que “nos hayamos tenido que enterar por los medios y por los mentideros del pasillo del Concello” porque “el alcalde no nos ha comunicado la renuncia de un concejal que está gobernando”.
Desde el BNG, Iván Rivas lamentó la decisión de Riveira “porque era unha persoa coa que mantiñamos unha relación de colaboración que deu resultados”, en referencia a la moción del BNG para la prohibición de los circos con animales y los toros que fue apoyada por el gobierno local. Este acuerdo esperaban extenderlo también a la ordenanza sobre animales. Precisamente sobre ella se pronunciaba María Teresa Riveira en el último pleno, en el que justificaba el retraso en la dificultad de poner de acuerdo a los distintos sectores implicados y buscar el máximo consenso.
Ana Rodríguez, de Ciudadanos, evitó valorar “cuestiones internas de otros partidos” que además “desconozco”. Afirmó que la decisión de Riveira “la sorprendió” y no quiso valorar la gestión de la edil aunque sí expresó que su concejalía “a mi modo de ver, tenía poco contenido, pero no por ella”. Respecto a la marcha de tres ediles a escasos tres meses de la constitución de la nueva corporación (Rey Varela, Diego Calvo y ahora Teresa Riveira), aclaró que la postura de Ciudadanos es la de confeccionar listas abiertas y no ordenadas por los partidos.

la cuota de podemos
María Teresa Riveira, trabajadora de Correos, llegó a la política ferrolana de la mano de Carlos del Río, miembro de Podemos que disputó la secretaría general en unas votaciones que fueron anuladas por irregularidades. El partido de Pablo Iglesias no apoyó de forma oficial a Ferrol en Común en las elecciones municipales, entre otras cosas porque funciona en la ciudad con una gestora provisional. Sí lo hizo Del Río, junto con otros inscritos en la nueva formación, marcando una posición independiente que con el paso de los meses derivó hacia un enfrentamiento abierto con el partido (en la actualidad es el portavoz estatal de la corriente crítica Bases Podemos). Los pactos de las mareas con Podemos para las generales y autonómicas lo dejaron fuera del oficialismo y afloraron las tensiones que ya existían en el complejo equilibrio local (donde se conjugan los intereses de Esquerda Unida, Anova y el grupo de Del Río). Y en ese juego la única representante en el Concello de los inscritos en Podemos era precisamente Riveira. 
Carlos del Río, en una rueda de prensa, reciente cargó contra la falta de acción del gobierno de Jorge Suárez y contra el apoyo de Ferrol en Común a la candidatura En Marea. Sin embargo, ayer desvinculaba totalmente la decisión de Riveira de estas “diverxencias nalgúns puntos”. “A renuncia foi por asuntos persoais que leva arrastrando Marité desde hai unha tempada e maniféstolle o máximo respecto e apoio”, apuntó. Aseguró Del Río que “as diverxencias non van poñer en risco o goberno” y mostró su “máxima confianza en Luis Victoria”, que también procede de la órbita de Podemos.

presupuestos
La renuncia de Riveira se hará efectiva en el próximo pleno ordinario, en el que también está previsto llevar a debate la aprobación inicial de los presupuestos de 2016. En esa votación el grupo de gobierno contará con un voto menos ante la falta de la edil que ayer dejó su acta (la toma de posesión de su sustituto, según los tiempos habituales, no será hasta enero). 
Además, el PP, que también lleva un tiempo con un concejal menos (primero por la marcha a la consellería de Benestar de José Manuel Rey y después por la de Diego Calvo como delegado de la Xunta), debería ya en diciembre incorporar al pleno a María Fernanda Losada. Así, la suma se hace más compleja y, si la coalición de FeC y PSOE consigue incorporar a otros partidos, podría ser necesario el voto de calidad del alcalde.

Luis Victoria sustituirá a María Teresa Riveira en el gobierno local