Ferrol mantiene una media de 21 días de pago a proveedores en el último año

Funcionarios concello Ferrol
|

Reducir el período de pago entre administraciones y proveedores y empresas que prestan sus servicios a los Concellos es un objetivo que cada año abordan los ejecutivos y que se ha ido reduciendo de forma mayoritaria en las comarcas, sin que apenas se excedan los 30 días de media, que se establece en la Ley de Morosidad, en el último año.

Cabanas y, sobre todo, Ortigueira, donde se tarda en cobrar hasta 155 días –datos del mes de marzo– desde la presentación de la factura, con una media en los últimos doce meses de 105 días, suponen la excepción de los ayuntamientos de Ferrol, Eume y Ortegal, donde las cifras oscilan entre los 0,85 días de Mañón y los 42 de Ferrol o Ares, en el último mes del que se tienen datos en el Ministerio de Hacienda.

La cabecera de comarca, Ferrol, refleja unas buenas cifras si se tiene como referencia el último cuatrienio, con una bajada continua de los períodos medios de pago.

Así, aunque el último mes contabilizado se ha tardado en cobrar 42 días –la media de los últimos 12 meses es de 21 días–, se han pagado facturas que llevaban en torno a 51 días pendientes y las que quedaban sin abonar no superaban los 24 días de espera.

De este modo, en el mes de marzo se pagó el 68% del importe de las facturas que el Concello tenía en espera.

Además, si en el tercer trimestre de 2018 se consiguió una media de pago de poco más de nueve días, lo cierto es que desde 2016 las cifras han ido variando desde los más de 70 hasta la actual, la más baja del mismo período en los últimos cuatro años.

Morosidad
El Concello de Ares tiene un período medio de pago muy similar al ferrolano, con 42,66 días de espera en el último mes contabilizado, si bien la media de los últimos doce meses es más elevada que la cabecera de comarca, ya que está fijada en 35 días de demora para el abono de facturas pendientes.

Sin embargo, está todavía muy lejos de los 79 días que se tarda en cobrar en el Concello de Cabanas, con una media de 36 en el último año, aunque cabe señalar que en en el último mes del que se tiene constancia se abonaron el 91% del importe de las facturas que tenía pendientes.
Mención aparte requiere el Concello de Ortigueira, que se sitúa a la cabeza de todos los municipios de las tres comarcas como el más moroso.

El pasado mes de marzo se tardó en pagar una media de 155 días desde la presentación, por parte de los acreedores, de las facturas correspondientes y la media del último año no mejora mucho la situación, ya que es de 105 días. Además, el último mes contabilizado solo se pagaron el 41% de las facturas pendientes y quedaban algunas que llevaban hasta 173 días de espera. Desde 2016 solo en dos trimestres se bajó de los 100 días de espera media para cobrar facturas de servicios prestados a esta administración local. 

En el lado opuesto de la balanza se encuentran concellos como Mañón, Cerdido, Neda, Moeche o As Somozas, donde el tiempo de espera para el pago a proveedores es inferior a dos días de media.
El Ayuntamiento de As Pontes, con un período de 30 días; Cariño, con 28; Mugardos, con 33; Monfero, con 22 ; Pontedeume y Fene, con 19; Cedeira, con 16, o Narón, con 17 completan los períodos de plazo más habituales, todos ellos inferiores o rondando los 30 fijados por la ley.l

Ferrol mantiene una media de 21 días de pago a proveedores en el último año