El Concello prevé recaudar este año más de 17 millones en concepto de IBI

edificios
|

Los más de 64,5 millones que el Concello de Ferrol pretende ingresar este año y que se contemplan en el borrador de presupuestos que se encuentra en negociación incluyen como cifras de mayor cuantía los impuestos de distinta naturaleza y que en el caso de una ciudad como Ferrol se gestionan desde la administración local, las tasas por diversos servicios o licencias que se prestan o conceden, así como los precios públicos que se deben pagar por el uso de diferentes instalaciones de carácter municipal.

Las multas o infracciones suponen también recaudación para las arcas locales, que completan sus ingresos con las participaciones en tributos tanto del Estado como de la Comunidad Autónoma o con las aportaciones de instituciones desde provinciales a europeas.

Es en el capítulo de impuestos donde se alcanzan las cifras más importantes, aun cuando existen en la ciudad naval organismos o instituciones que no pagan tributos, ya sea por propiedades afectas a la Defensa nacional –lo que en una ciudad muy vinculada a este sector supone que no se abone por buena parte del territorio municipal–, de la Iglesia o de otras instituciones del Estado.

El IBI de naturaleza urbana es una de las cuantías más significativas de los impuestos que recauda el Concello. Así, el borrador de los presupuestos recoge en sus previsiones para este ejercicio 2020 una cuantía de 16.167.678,35 euros. A esta cifra hay que añadir el Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza rústica, aunque, en este sentido, la cantidad a recaudar sería únicamente de 26.000 euros. El Impuesto de Bienes Inmuebles de características especiales supone 953.243,89 euros, lo que hace ascender el total de ingresos que proceden del IBI, en las diferentes casuísticas, a 17.146.922,24 euros.

Otros impuestos como el de actividades económicas –IAE– (2,2 millones de euros) o el de Construcciones, Instalaciones y Obras –ICIO– (430.000 euros) completan los ingresos en materia tributaria, junto a las tasas que cobra anualmente el Concello por diferentes servicios.

Entre estas, las que más ingresos aportan son las que se cobran a las empresas explotadoras de servicios de suministros –800.000 euros anuales–, así como la tasa por el servicio de ayuda a domicilio –632.640 euros–. Otras tasas que se cobran anualmente son las de cementerio –230.000 euros–, extinción de incendios –75.000–, servicios deportivos –30.000–, licencias urbanísticas –90.000 euros– y retirada de vehículos –40.000–

Los matrimonios civiles –2.500 euros– o las tasas de licencias de taxis –6.000– constituyen cifras mucho menores en el cómputo global de las tasas municipales, que contemplan, además, otros conceptos a nivel municipal como las tasas por instalación de terrazas, que suman al año una cuantía estimada de 70.000 euros. La apertura de establecimientos en la ciudad naval solo genera al Concello, en concepto de tasas, unos ingresos de 30.000 euros previstos para este 2020.

El Concello prevé recaudar este año más de 17 millones en concepto de IBI