Ferrol despide a la primera “jacket” de Windar

|

 


La primera unidad de “jackets” construida en la antigua Astano por Windar para Iberdrola partió en la mañana de ayer para su emplazamiento en el campo eólico marino alemán Wikinger. El embarque de la gran estructura y su posterior paso por la ría y la costa próxima a la playa de Doniños suscitó el interés de numerosos vecinos, que no quisieron perderse el acontecimiento. Le esperan alrededor de veinte días de navegación antes de llegar a su lugar de asentamiento, a 75 kilómetros de la costa, donde quedará anclada al fondo marino para sostener la torre del aerogenerador. La factoría naval de Navantia en Perlío construye un total de 27 unidades.
la jacket wk-45 partió ayer de ferrol rumbo al puerto de sassnitz
La primera jacket del proyecto Wikinger de Iberdrola en el mar Báltico partió ayer por la mañana –en torno a las 12:30– rumbo al puerto alemán de Sassnitz, donde la esperan otras estructuras del parque eólico offshore construidas en astilleros daneses. Por delante, unos 20 días de travesía, según las previsiones. Una vez allí serán inmediatamente trasladadas a 75 kilómetros de la costa y ancladas al fondo marino para sostener las torres de los 70 aerogeneradores de que constará el parque offshore. En dos semanas se llevará a cabo el siguiente envío, pero en esa ocasión serán siete las jackets transportadas y será un buque heavy lift del tipo S-Class el encargado del viaje. La factoría de Fene entregará las últimas jackets a finales de agosto. foto: daniel alexandre
una maniobra complicada
Los trabajos previos de anclaje a la barcaza facilitaron a los remolcadores la delicada maniobra de sacar esta estructura de casi 50 metros y 600 toneladas de la ría de Ferrol rumbo al Báltico. foto: d.alexandre
expectación entre los vecinos
El traslado de esta primera estructura causó sensación entre los usuarios de la playa de Doniños, que asistieron sorprendidos a la maniobra, mientras la jacket WK-45 se perdía en el horizonte. Desde el puerto de Ferrol las vistas fueron más precisas. foto: d. a.

 

Ferrol despide a la primera “jacket” de Windar