José Tomas sale desde las bambalinas para recibir un trofeo entre críticas

El torero José Tomas (i) y el presidente de la Diputación de Valencia
|

  El torero José Tomás salió hoy desde las bambalinas del salón de actos del Museo de la Ilustración (MuVIM) para recibir un trofeo de la Diputación de Valencia como vencedor de la feria de Julio de 2011, pero oyó murmullos de desaprobación del público por no permanecer en el estrado una vez recogido el galardón.

El incidente se produjo esta noche durante la Gala de los Trofeos Taurinos, organizada por la Diputación de Valencia para homenajear a los triunfadores de las ferias de Fallas y de Julio de 2011, 2012 y 2013.

Al llegar al turno de los matadores, los presentadores anunciaron que, aunque no es habitual en él acudir a actos sociales, el torero José Tomás había venido a Valencia para recibir el premio como triunfador de la feria de julio de 2011, en una actuación que supuso su reaparición tras la grave cogida en la plaza mexicana de Aguascalientes.

Desde los bastidores, José Tomás accedió al escenario, recibió el trofeo y dirigió unas palabras al público en las que dio gracias por haber podido llegar a aquel 23 de julio de su reaparición en Valencia. También tuvo palabras de agradecimiento para todas las personas que le atendieron durante su larga convalecencia.

A continuación, salió del escenario por el mismo lugar por el que había entrado, sin permanecer junto al resto de galardonados (toreros, subalternos y ganaderos), que permanecían sentados en los laterales del escenario desde el inicio de la gala.

Esa salida del diestro fue seguida de murmullos de desaprobación y criticas del público por la descortesía del torero no sólo hacia sus compañeros, sino también hacia los propios aficionados que llenaba el salón del MuVIM.

El siguiente en recibir el trofeo fue el torero José María Manzanares, que al felicitar a sus compañeros galardonados que "están aquí a mi lado", recibió una fuerte ovación del público.

Además de José Tomás y José María Manzanares, entre los triunfadores de las ferias taurinas valencianas de 2011, 2012 y 2013 se encontraban los toreros Enrique Ponce, Daniel Luque, Juan José Padilla, Iván Fandiño y Tomás Sánchez; los novilleros David Galván y Fermín Espinosa "Armillita"; y representantes de las ganaderías Fuente Imbro, Alcurrucén, Jandilla, Adolfo Martín y Valeriano del Río, entre otros.

En la clausura de la gala, el presidente de la Diputación, Alfonso Rus, afirmó, parafraseando a Ortega y Gasset, que las corridas de toros "forman parte de la cultura y la historia de España", una peculiaridad que ha sido "asumida por el Ministerio de Cultura".

Ante los que intentan "destruir y menospreciar a la cultura taurina", Alfonso Rus reivindicó el papel jugado por la Diputación en los últimos 200 años como promotora de las corridas de toros en la ciudad de Valencia.

Aseguró también que las ferias taurinas, como la de las Fallas que está en marcha en estos momentos, son también un motor económico, no sólo para las empresas relacionadas directamente con la fiesta (ganaderías, transportes, toreros), sino también como atractivo turístico de la ciudad.

José Tomas sale desde las bambalinas para recibir un trofeo entre críticas