Los bomberos exhiben su poderío en un simulacro en Amboage

Bomberos en Amboage
|

Los bomberos de Ferrol acercaron su trabajo diario a los vecinos en un simulacro que se desarrolló en la plaza de Amboage durante la mañana de ayer. Allí exhibieron todo su material, que quedó después a disposición de los niños, que disfrutaron en grande subiendo a los camiones y haciendo sonar las sirenas.
Una quincena de efectivos del parque ferrolano participaron en una demostración que se prolongó durante una hora y en la que dieron cuenta de sus operaciones más frecuentes. Primero excarcelaron de un vehículo a un herido en un accidente de tráfico. A continuación hubo una demostración de rescate en altura, para lo que se extendió al máximo la grúa del camión adquirido hace poco más de un año, con unos 32 metros de altura y que en su último tramo es articulada. Se trataba de socorrer a un operario que trabajaba en una instalación eléctrica.
La extinción de incendios no podía faltar en esta exhibición, y los bomberos apagaron las llamas en un depósito de gas. Refrigeraron la zona y se acercaron para cerrar el paso del combustible y controlar la situación.
La unidad canina de salvamento también tuvo trabajo y sus perros actuaron en una emergencia tras un derrumbe en el que quedaron personas atrapadas. Su función fue la de olfatear y encontrar a los supervivientes.
Mientras los bomberos efectuaban esta demostración ante decenas de personas, se iban transmitiendo por megafonía consejos básicos para que la gente actúe en situaciones de emergencia. Así, ante un incendio en casa, “no debemos arriesgarnos a apagarlo sino cerrar puertas y ventanas, avisar a los bomberos e irnos”, explicaba el coordinador local de seguridad, Santiago Troitiño.
La exhibición forma parte de los actos con los que los bomberos celebraron esta semana su patrón, San Juan de Dios. Comenzaron el miércoles con el acto institucional en el parque de A Gándara, seguida de una comida de confraternidad del más de medio centenar de efectivos que forman parte de la plantilla. En la luminosa mañana de ayer quisieron compartir esta fecha con los ferrolanos, que llenaron la plaza y gozaron también con la exposición de vehículos (alguno listo para salir en el caso de que hubiese una emergencia real), aunque fueron los niños los más atrevidos a la hora de subirse a los camiones.

Los bomberos exhiben su poderío en un simulacro en Amboage