Cuatro testigos en el juicio contra Baltar reconocen que están afiliados al PPdeG

miembros del 15-m protestan frente a los juzgados de ourense efe
|

Cuatro trabajadores que son objeto de una investigación en la causa abierta contra el expresidente del PP ourensano y de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar Pumar, habrían reconocido ayer ante el juez su presunta “vinculación con el PP”, según indicaron fuentes socialistas.

El titular del juzgado de instrucción número uno de Ourense, Leonardo Álvarez, admitió a trámite a principios de enero la querella del fiscal jefe Florentino Delgado, que parte de una denuncia del PSdeG contra Baltar por un supuesto delito de prevaricación continuada en 104 contrataciones efectuadas en 2010, en las fechas previas a la celebración del congreso provincial del PP que ganó el hijo del veterano dirigente, José Manuel Baltar.

José Arcos, el letrado del PSdeG, que se presenta como acusación popular, aseguró ayer tras las primeras declaraciones a presuntos “enchufados” y que se prolongaron por espacio de cuatro horas, que se había “constatado clarísimamente” lo que era “público y notorio en la provincia”, que es la existencia de supuestas irregularidades en los procesos de contratación en la institución provincial, dijo.

La sesión dejaba para él, sin embargo, varios interrogantes, puesto que no quedó claro “cómo se produjeron dichas contrataciones”, explicó este letrado.

 

protección

“No se supo explicar por qué habían sido contratados”, pero “reconocieron vinculaciones con el PP”, indicó Arcos, quien insistió en que a pesar de que hubo “ciertas actitudes”, de “proteger” al expresidente ourensano, “entendemos que las declaraciones son muy claras”, y “apuntalan el contenido de la querella” presentada por el Ministerio Fiscal.

El magistrado interrogó a cuatro testigos, que son parte de los trabajadores cuyos contratos están siendo investigados.

Así, prestaron declaración dos trabajadoras que estuvieron contratadas en el Centro Cultural de la Diputación de Ourense, J.A. y R.M.C., la concejal de O Carballiño Pilar Caride, y Juan Luis Cachaldora, concejal del PP en Nogueira de Ramuín.

En lo que respecta al contenido de las declaraciones, Arcos puntualizó que ninguno llegó a concretar quién les había llamado desde la institución, además de que no existe registro de solicitud de entrada. “Alguno todavía sigue contratado por la diputación”, que preside en la actualidad José Manuel Baltar.

Preguntado a este respecto, el abogado de Manos Limpias, que se personó en la causa, Ángel Francisco Gómez, manifestó en este sentido que estos cuatro testimonios corroboran que hay “indicios suficientes de la posible comisión de un delito”, al quedar acreditado que “se han producido una serie de contrataciones sin respetar los procedimientos de contratación”.

No faltó tampoco la tensión en los juzgados ourensanos, cuando un acompañante de una de las personas que acudieron a declarar tuvo un incidente con los medios de comunicación, al dirigirse a dos informadores para que no grabasen imágenes, uno de ellos fotógrafo colaborador de Efe en Galicia.

Ayer el juez desestimó además el recurso de la defensa de Baltar, pero sus abogados ya presentaron, como habían anunciado, un nuevo recurso ante la Audiencia Provincial. Se trataba de un recurso de reforma subsidiario de apelación contra la admisión a trámite de la querella interpuesta por el fiscal jefe de Ourense contra su cliente.

 

Cuatro testigos en el juicio contra Baltar reconocen que están afiliados al PPdeG