La plantilla de Masol Iberia inicia una huelga parcial para igualar las condiciones con otras plantas

Los trabajadores de la factoría de biodiésel pararon su jornada durante cuatro horas y se concentraron frente a la empresa
|

Los empleados de la planta de producción de biodiésel que Masol Iberia tiene en el puerto exterior de Ferrol iniciaron ayer una huelga intermitente que continuará los días 22 y 26 de febrero y el 2 de marzo. En estas jornadas, habrá paros de doce de la mañana a cuatro de la tarde.
El objetivo es reclamar unas mejoras salariales y sociales de sus condiciones de trabajo que los equiparen con el resto de plantas que la compañía tiene en el territorio nacional.
Los cuarenta operarios que trabajan en Caneliñas abandonaron ayer sus puestos durante estas cuatro horas y se concentraron delante de la planta para hacer visible la protesta después de casi un año y medio de negociaciones infructuosas con la empresa.
Desde la CIG explicaron que las mejoras que demandan solo pretenden equiparar condiciones con los compañeros que trabajan en otras plantas. Dado que todos ellos se rigen por el convenio estatal de la Industria Química, ven “incomprensible” que empleados del mismo grupo profesional cobren 500 euros menos al mes en Ferrol que en Cartagena. “O que allí tengan un seguro privado para toda la familia del trabajador y un 100% de cobertura en caso de enfermedad común y aquí no”, señalaron desde el sindicato.
En los últimos meses los representantes de la plantilla y los responsables de la planta han mantenido varios encuentros sin llegar por el momento a un acuerdo. Hace un mes se produjo la última reunión, en la que el comité de empresa le trasladó a la directiva una nueva propuesta económica. “Ni contestan ni presentan alternativas”, explican desde el comité. Además, recuerdan que la empresa ya ha salido del bache económico que atravesó y que actualmente presenta unos dividendos positivos. “El pasado año la producción alcanzó las 200.000 toneladas”, detallaron.

La plantilla de Masol Iberia inicia una huelga parcial para igualar las condiciones con otras plantas