Los republicanos contrarios a Trump buscan a un candidato alternativo para la Presidencia

Republican U.S. presidential candidate Donald Trump speaks to supporters in Charleston, West Virginia, U.S. May 5, 2016. To match Exclusive USA-ELECTION/ANTI-VOTE REUTERS/Chris Tilley
|

La situación actual de la formación republicana de cara a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que ha dejado a Donald Trump como último hombre de pie en la carrera por la nominación, ha llevado a sus críticos en el partido a intensificar la búsqueda de un candidato que puedan respaldar como una alternativa seria.

Los políticos están cortejando a donantes, contactando con posibles candidatos y desarrollando planes de contingencia para superar las onerosas leyes de inscripción de candidaturas.

“Esto es más que nada una batalla por el futuro de la política de partidos en Estados Unidos”, afirmó el estratega republicano Joel Searby, que trabaja con el escritor conservador Bill Kristol, entre otros, con el fin de identificar a algún candidato alternativo para los comicios, previstos para el 8 de noviembre.

Un grupo separado, Conservadores Contra Trump, que incluye al bloguero Erick Erickson, han realizado llamadas y celebrado reuniones para discutir la posibilidad de un candidato distinto, así como otras opciones para impedir que el multimillonario de Nueva York llegue a la Casa Blanca. Los obstáculos para una campaña alternativa son inmensos. Ningún candidato independiente ha ganado una elección presidencial en Estados Unidos, aunque algunos han influido en el resultado final.

Los esfuerzos de los grupos republicanos subrayan la división que genera la candidatura de Trump dentro del partido antes de una pelea en las elecciones generales, donde probablemente se enfrentará a la favorita para conquistar la candidatura demócrata, Hillary Clinton.

La oposición de Trump al libre comercio choca con la opinión de muchos republicanos, especialmente en el ala empresarial del partido. 

Muchos de sus críticos también rechazan su retórica, incluyendo su llamamiento a prohibir temporalmente la entrada de musulmanes al país y su descripción de los inmigrantes mexicanos como violadores y traficantes de drogas.

Mientras, el magnate de los casinos Sheldon Adelson anunció que respaldará a Trump como candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca.

Adelson ha permanecido neutral durante los últimos meses, a pesar de que Trump llegó a reprocharle un aparente interés por convertir al senador Marco Rubio en su “marioneta”. 

En diciembre, ambos empresarios se reunieron y limaron asperezas, hasta el punto que Adelson llegó a calificar a Trump de “encantador”.

Los republicanos contrarios a Trump buscan a un candidato alternativo para la Presidencia