Galicia depende de sí misma

La selección de Castilla La Mancha derrotó ayer a la de Ceuta | Fgf
|

Un empate o una derrota por la mínima le basta a la selección gallega de aficionados para clasificarse para la fase intermedia de la Copa UEFA de las Regiones. El triunfo que la formación de Castilla La Mancha logró ayer sobre la de Ceuta en el Nuevo San Pedro de Vilalonga (3-1) hace que esos resultados, además claro está de la victoria, la valgan a la formación autonómica. Es lo que buscará en el partido que lo enfrenta a la norteafricana este mediodía –12.00 horas, Salvador Otero–, encuentro con el que se cierra el grupo C de la primera fase de esta competición, celebrada en O Salnés y que está destinada a jugadores de categoría aficionada.

El combinado que entrena Iván Cancela, que el viernes ganó su partido ante el manchego (2-0) y del que forman parte tres jugadores vinculados a Ferrolterra –el portero Paco Fernández y el mediapunta Carlos López, ambos del As Pontes; además del centrocampista Uzal– depende de sí mismo para alcanzar el objetivo con el que se presentó. Sin embargo, la formación gallega no se conforma con los resultados que le valen para conseguir su pase, sino que pretende ganar para demostrar que uno de los favoritos al título.

Los tres jugadores de Ferrolterra esperan repetir o superar su participación en aquel partido inaugural. Así, el meta Paco Fernández no llegó a intervenir mientras que Carlos López y Uzal fueron titulares –el primero, sin embargo, solo disputó 53 minutos; el segundo, el partido completo–.

Galicia depende de sí misma