PONTEDEUME - Algunos de los placeros ya barajan su traslado al mercado provisional

Mercado provisional
|

Tras más de 47 días de inactividad y después de que el pasado miércoles pudieran retirar las pertenencias que todavía tenían en el interior del mercado en el que ya han comenzado las obras de reparación de la cubierta, los placeros de Pontedeume barajan su traslado al mercado provisional. “Hay gente que se está planteando que tiene que volver a trabajar porque las pérdidas son muy grandes”, explicó su portavoz Carmen López, quien indicó asimismo que esperan que el Concello no ponga “impedimentos” a los que quieran iniciar su actividad en las instalaciones provisionales.
Ayer mismo algunos de los placeros se acercaron por el mercado provisional para ver el estado de los puestos y conocer el procedimiento para instalar los expositores frigoríficos, necesarios en el caso de carnicerías y charcuterías para retomar su actividad comercial. El concejal de Medio Ambiente e Infraestructuras, Javier Crespo, indicó que “les informé que el único requisito que tenían que realizar era comunicar al equipo técnico municipal el cambio de mostrador y dar las medidas de los nuevos equipos”.
Sin embargo los placeros lo interpretan como un impedimento más. “Hemos comprobado también que no hay luz trifásica, cuando nos habían dicho que sí la había y hemos optado por hablar con la arquitecta que nos informó de que tenemos que presentar un plano para ver como irán colocados los expositores”, comentó la placera. El colectivo no descarta solicitar a Sanidade que realice una inspección para confirmar si las instalaciones son o no aptas.
Por el momento, mantienen la convocatoria de una nueva manifestación para mañana –12.00 horas–, cita que se planteaba en un primer momento para informar a los vecinos de los motivos que los han llevado a paralizar las pitadas diarias e iniciar su actividad comercial, “aunque todo dependerá de cómo se resuelva mañana [por hoy] la situación”.
Según la administración local son nueve los placeros que ya han retirado las llaves de las instalaciones provisionales en las que hasta ahora están operativos cuatro negocios de los catorce previstos. El Concello de Pontedeume sigue a la espera de conocer la respuesta a la solicitud de prórroga para la certificación de la obra solicitada a la Consellería de Industria en referencia a la ayuda de 79.008 euros concedida para la rehabilitación del tejado –el proyecto fue adjudicado finalmente en algo más de 210.000 euros– y cuyo plazo concluye hoy. n

PONTEDEUME - Algunos de los placeros ya barajan su traslado al mercado provisional