El Baxi, obligado a ganar para mantener su privilegiada plaza

Baloncesto Baxi Uni-Alcobendas
|

No serán partidos como el que esta tarde lo mida al ADBA Avilés los que le darán al Baxi Ferrol la clasificación para la promoción de ascenso, pero está claro que choques como este, sobre el papel más asequible, son los que pueden mermar las opciones de cualquier aspirante. El conjunto que dirige Lino López es consciente de ello y por eso encara con mucha precaución su visita al penúltimo clasificado del grupo.

Las últimas cuatro victorias de las departamentales, algunas de ellas ante adversarios directos en la zona alta, les han permitido posicionarse mejor en una congestionada clasificación. Pero ahora se trata de mantener ese rédito ante un adversario teóricamente más asequible. El ADBA Avilés solo ha ganado dos encuentros esta campaña y comparte la última posición con el Pozuelo. Las asturianas aún se aferran a la permanencia, pero para alcanzarla deberían ganar un número muy elevado de encuentros. 

El Baxi Ferrol hará todo lo posible para que ninguno sea ante él. Eso pasa por controlar a Azkue y Destany Waithe, esta última auténtica referencia de un ataque en el que prácticamente anota la mitad de sus puntos. 

En partidos como este importa el rival, pero sobre todo el rendimiento propio y en ello se centra Lino López a la hora de trazar el plan de un partido en el que el Baxi Ferrol tiene que seguir creciendo en esas facetas de juego que lo han catapultado en las últimas jornadas. Sobre todo, en ese capítulo defensivo en el que cada vez se muestra más sólido. 

En el capítulo físico, el técnico contará con todas sus jugadoras disponibles, incluso Tamara Kapor, que evoluciona muy favorablemente del golpe en la rodilla que sufrió hace algunas semanas y que la ha tenido renqueante desde entonces.

En el choque, el Baxi Ferrol estará respaldado por medio centenar de aficionados pertenecientes a las peñas Ruxidos de Esteiro y Patriple, que han organizado un desplazamiento para acompañar al equipo en tierras asturianas.

El Baxi, obligado a ganar para mantener su privilegiada plaza