Pemex anuncia cinco buques para Barreras y reitera que Navantia tendrá flotel si gana la licitación

|


El astillero vigués Hijos de J. Barreras construirá para Pemex un atunero, tres buques tanque y un buque abastecedor en 2014 por un importe global que superará los 300 millones de euros.
Así lo ha anunciado hoy Carlos Roa, coordinador de asesores y número dos en el escalafón directivo de Pemex, en el acto de toma accionarial del astillero Barreras en el que ha comparecido junto al director general de PMI, José Manuel Carrera Panizzo, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
Roa ha señalado que además de estos cinco contratos están abiertas negociaciones para construir otros tres "grandes barcos", que se podrían concretar en el primer trimestre de 2014, mientras aguarda "excelentes noticias" el día 30 de este mes, cuando se resolverá la licitación internacional de los floteles a los que aspiran el astillero vigués y Navantia.
Previamente, las partes han cerrado otro acuerdo, la apertura de "un Barreras en México", según palabras de Roa, quien ha aclarado: "no nos vamos a llevar el astillero", sino que se va a crear uno nuevo, que compartirá tecnología y conocimiento con el de Vigo.
Pemex y Barreras cerraron el pasado 26 de noviembre la operación por la cual la compañía petrolera se convirtió en accionista mayoritario del astillero vigués al adquirir el 51% de los títulos por un monto de 5,1 millones de euros.
El portavoz de la compañía mexicana, que contará con tres representantes en el consejo de administración de Barreras, ha detallado en declaraciones a los medios que Pemex tiene identificadas dos posibles localizaciones en el país centroamericano, condicionadas a la existencia de industria auxiliar en su entorno.
Ha añadido que el acuerdo de cooperación técnica con Barreras podría implicar el trasvase de trabajadores gallegos a México y viceversa.
En cuanto al importe de los cinco contratos cerrados con Barreras, Roa ha señalado que solo el buque abastecedor supone 85 millones de euros, y ha agregado que para esta unidad ya se ha firmado un memorando con el armador.
También ha concretado que los trabajos para la construcción del atunero se iniciarán el próximo mes de febrero.
Sobre el concurso de licitación de los dos floteles, ha detallado que la candidatura conjunta de Barreras y Navantia se encuentra en segundo lugar en el aspecto financiero, mientras que, en el técnico, ha calculado que obtendrá una "buena puntuación".
"Si podemos acabar en primer lugar en la puntuación técnica tendremos dos barcos y el compromiso de hacer uno aquí y otro en Navantia", y "si es el segundo lugar, solo tendremos un barco, que haríamos en Barreras", ha añadido.
No obstante, ha opinado que, "con la calidad que estamos presentando y el precio que estamos ofreciendo, tendremos los dos barcos, pero eso depende del proceso de licitación".
Carlos Roa ha destacado que, más a largo plazo, se avecinan también "grandes oportunidades" para Barreras tras la aprobación de la reforma energética en México y el previsible incremento de la inversión en la industria petrolera.
Ha recordado que Pemex tiene una flota de 300 barcos y una previsión de expansión en su producción, especialmente en el mar, con lo que "no podemos imaginar la gran cantidad de trabajo" que generará para la construcción naval, ha aseverado.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha destacado que el acto de hoy puede suponer "un antes y un después" para la industria naval gallega, lo que ha equiparado con la implantación de PSA Peugeot Citröen en Vigo en 1958.
Feijóo ha agradecido "el trabajo, la seriedad y la profesionalidad" de Pemex al dar forma al acuerdo estratégico firmado con la petrolera, de la que la Xunta, ha dicho, "nunca dudó de su profesionalidad y rigor", como tampoco de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, cumple sus compromisos.
Feijóo, que también ha dedicado palabras de agradecimiento al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recalcado que "el futuro de Galicia pasa por abrirse, exportar y conseguir inversión extranjera".
Más allá de la industria naval, el presidente de la Xunta ha subrayado que México es "uno de los países a los que España ha de mirar, acordar y hacer cosas juntos", y que Galicia puede ejercer como "puente de entrada" de aquel país.
Por su parte, el presidente de Barreras, José García Costas, ha reseñado que "nadie" le "quita del cerebro y del corazón" que el hotel flotante va a comenzar a construirse en Barreras el próximo mes de enero, y ha trasladado su "eterno agradecimiento" a Pemex por "el trato" recibido durante la "larga e intensa, pero satisfactoria" negociación.
García Costas ha enaltecido la labor de la Xunta en las negociaciones con Pemex y ha destacado especialmente las gestiones y la intermediación de Feijóo, del anterior conselleiro de Industria, Javier Guerra, y del actual, Francisco Conde.
Ahora bien, ha hecho hincapié en que el naval "está muy tocado" y en que los encargos para Pemex pueden "resolver los problemas" de Barreras para los próximos años, "pero no para el sector".
"Barreras no es la panacea universal", ha proclamado su presidente, quien ha solicitado que la Xunta "siga implicada" con esta industria "porque lo va a necesitar".
García Costas ha hecho extensivos sus agradecimientos a los acreedores de Barreras, que firmaron un convenio "difícil" para que el astillero pudiera salir del concurso; al comité de empresa, a las entidades financieras y a su compañero de consejo Ignacio Latxaga, de Albacora, por aportar "cantidades -económicas- exageradamente altas".
Ha valorado que en un "corto espacio de tiempo, no más de dos meses", habrá una carga de trabajo "importante" en el astillero de Beiramar, y que las negociaciones en marcha permiten ver el futuro con optimismo, pero también ha advertido de que se abre una "nueva singladura dura y difícil", en la que "habrá que hacer sacrificios".
 

Pemex anuncia cinco buques para Barreras y reitera que Navantia tendrá flotel si gana la licitación