La Xunta dice que el acuerdo para que Ferrol gestione la EDAR es “provisional”

Obras de Saneamineto en el Puerto
|

El convenio Augas de Galicia firmará con el Concello de Ferrol para cederle la gestión de la EDAR de Cabo Prioriño se concibió desde la Xunta de Galicia como un “instrumento provisional”. Así lo indicaron ayer fuentes de la Consellería de Medio Ambiente, que justificaron la ausencia del Consistorio naronés en la negociación del mismo –siendo otra de las administraciones que cofinanciará las obras del saneamiento de la ría– aludiendo a la “inminente puesta en servicio de las instalaciones”. La directora general de Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) confirmaba la pasada semana en la ciudad que las primeras viviendas del centro de Ferrol se conectarán a la red entre finales del próximo mes de abril y principios de mayo. “El convenio permitirá que se empiecen a depurar las aguas residuales de la ría, mientras los concellos acuerdan cómo van a articular la gestión conjunta de la explotación del servicio”, explicaron desde la administración autonómica.
La rúbrica del acuerdo entre Augas de Galicia y el Ayuntamiento de Ferrol, según se indicó desde la Xunta, “no supondrá ningún impedimento para que, cuando las obras comiencen a conectar zonas de la red de Narón este concello pueda participar activamente en una gestión mancomunada del servicio”. El convenio tiene una vigencia inicial de dos años y contempla la posibilidad de prorrogarlo en caso de que así lo acuerden ambas partes. Y precisamente es en ese plazo de dos años –sin llegar a la posible ampliación del acuerdo– cuando también se prevé que el servicio esté operativo en Narón, motivo por el que se insta a la Xunta y al Concello de Ferrol a cumplir las negociaciones iniciadas el pasado año. 

deslealtad
El pasado mes de septiembre se celebró una reunión a la que asistió personal de Augas de Galicia y de los Concellos de Ferrol y Narón y en la misma se acordó, tal y como indicaron fuentes del gobierno local naronés, que sería el equipo de gobierno ferrolano el encargado de “estudiar la opción más ventajosa para ambos municipios”. En los siete últimos meses el Concello vecino asegura no haber recibido oficialmente información alguna sobre el modelo de gestión a aplicar en el saneamiento y lamenta haberse enterado “por la prensa” de la existencia de un borrador de convenio entre la Xunta y Ferrol. Asimismo, fuentes del gobierno local naronés denunciaron la “deslealtad institucional de la Xunta pero especialmente del alcalde de Ferrol, José Manuel Rey”, a los que acusan de “guardar silencio durante tres meses” sobre las negociaciones existentes entre ambas administraciones para cerrar el convenio hecho público. “En diciembre ya tenían todo el tema hablado”, aseguran desde Narón. Sobre esa celeridad en firmar ahora el convenio con Ferrol dada la inminente conexión de las primeras viviendas a la red, desde Narón se incide en que “la urgencia a la que se alude desde la Xunta no se cohonesta  con un documento ya informado en el mes de diciembre por el personal de la Xunta”.
“La Xunta dispone de una ley con un canon de depuración, con lo que podrían aplicarnos ese canon a todos”, indican Narón. Pero no es la única alternativa y el consistorio no descarta otras posibilidades, eso sí, que no sean más gravosas para los vecinos. “Si Ferrol quiere redactar una ordenanza fiscal y el canon es menor al de la Xunta, nos da igual aplicarla, pero tendremos que ponernos de acuerdo y participar en las negociaciones de la gestión porque lo que no vamos a aceptar es que se carguen de nuevo los costes de las obras a los naroneses”, aseguran.
El gobierno local de Ferrol se pronunció en la misma línea de la Xunta, indicando su disponibilidad a que en el momento en que Narón comience a depurar las aguas entre en la gestión de la EDAR. “Lo ideal para Ferrol sería una gestión compartida de las instalaciones”, apuntaron. 

paralización 
Sobre la paralización de un tramo de las obras de saneamiento en la zona portuaria de Ferrol, el gobierno local aseguró ayer desconocer cuándo se retomarán los trabajos. El hallazgo de unos restos pétreos en la zona, tal y como avanzó ayer este diario, obligó a realizar los pertinentes estudios arqueológicos para descartar que se tratase de restos de la muralla defensiva que rodeó la ciudad en el siglo XVIII. 
El equipo de gobierno aseguró el jueves, en base a los pertinentes informes, que no se trataba de restos de esa construcción, sino de los de las obras del puerto de Curuxeiras. Ahora tendrá que llegar el informe de la Dirección Xeral de Patrimonio para retomar la obra en esa zona. n

La Xunta dice que el acuerdo para que Ferrol gestione la EDAR es “provisional”