La “urna de la indignación” recoge las peticiones de hosteleros y autónomos

Los hosteleros dejaron sus vivencias plasmadas en papel en una urna | jorge meis
|

Durante dos largos meses, hosteleros, autónomos, representantes del sector del ocio nocturno y de otros que han resultado duramente afectados por los cierres decretados durante estos meses de pandemia han salido a la calle para hacerse oír y reclamar unas ayudas que se han comprometido pero que no han llegado pese a que ellos deben hacer frente religiosamente a sus facturas mensuales. Ayer, dieron un paso más con un referéndum un tanto particular, en el que todos tenían el mismo candidato, los sectores afectados, y el mismo fin, conseguir el apoyo institucional. 

La denominada “urna de la indignación” se instaló en la plaza de Armas, coincidiendo con la concentración semanal que desde HAF (Hostaleiros e Autónomos de Ferrolterra) llevan a cabo cada miércoles desde principios de noviembre, para recoger historias reales, las de hosteleros, pequeños empresarios, autónomos o empleados de sectores que han tenido que cerrar sus puertas por las restricciones de estos meses y que apenas se han visto liberados con las medidas adoptadas en las últimas semanas, que no logran que el sector pueda recuperarse.

Las cartas, que van dirigidas a los dirigentes de los diferentes concellos en los que se encuentran radicados los negocios, explican en primera persona la situación de cada afectado. No son, como explican los remitentes, “cartas para los Reyes Magos sino para los políticos, que tienen en sus manos aliviar la desesperación de los sectores afectados”.

Decepciones, situaciones extremas, cierres a los que se han visto abocados de forma definitiva o el día a día de negocios que luchan por subsistir forman parte de estas cartas que se harán llegar a quien corresponda para que, explican desde la organización, “puedan leer nuestros casos, ya que parecen que andan mal de oído”.

Los negocios esperaban que esta semana mejorase su situación y se levantasen cierres perimetrales en municipios como Ferrol o Narón, pero no ha sido así y solo se ha ampliado en una hora el horario de apertura de los de hostelería.

En el pleno de esta semana se aprobó la tercera convocatoria del Plan de Axudas á Empregabilidade (PAME), pero los posibles beneficiarios lamentan la tardanza en esta aprobación, cuando llevan meses sin facturar, y la escasez de recursos destinados a ello.

La plaza de Armas sirvió ayer nuevamente de punto de encuentro y de depósito de reclamaciones, a las que se han unido grupos de la oposición que denuncian una gestión deficiente por parte del ejecutivo local.

La “urna de la indignación” recoge las peticiones de hosteleros y autónomos