Un “clásico” que regresa a su hábitat

|

 

Hacía más de cinco años que un partido “clásico” de Segunda B, el que enfrenta a Racing y Pontevedra, no se disputaba en su hábitat natural. Corría el 31 de enero de 2010 cuando, dentro de la vigésimo tercera jornada liguera, ambos equipos se midieron en el marco del torneo de la regularidad de la categoría de bronce. El estadio de A Malata volverá mañana a ser el escenario de este choque en su espacio habitual –los duelos entre ambos en la categoría superan la treintena–, con los dos equipos en busca de una victoria que les permita posicionarse en pos de sus objetivos.
“Siempre gusta jugar un derbi, sea contra el Pontevedra, el Compostela o el Coruxo”, asegura Marcos Álvarez, el único integrante de la actual plantilla racinguista que jugó ese encuentro –Pablo Rey también estaba en la plantilla que dirigía Luisito, pero no participó en aquel choque–. Entonces, la victoria sonrió al cuadro de la ciudad del Lérez por 0-2 –Vázquez y Gerardo fueron los autores de los goles visitantes en la segunda parte–, pero esta vez el futbolista de Ortigueira espera que el cuadro verde sea en esta ocasión el que gane.
Será la forma de seguir en la zona alta de la clasificación, de dejar atrás las malas sensaciones que se dieron contra el Izarra y de demostrar que, juegue de la manera que juegue –con una línea de cuatro defensas o haciéndolo con tres centrales–, el cuadro verde es capaz de rendir a un buen nivel en todos los partidos. Además, Marcos Álvarez considera que el Pontevedra va a acabar consiguiendo la permanencia aunque no puntúe mañana en A Malata. “Adaptarse a la nueva categoría siempre es muy difícil... pero seguro que el Pontevedra se salva y a ver si nosotros podemos estar arriba”, apunta.

entrenador
El partido de mañana, asimismo, permitirá a Marcos Álvarez reencontrarse con Luisito, un entrenador que lo dirigió una temporada y del que el exterior destaca que “te exprime al máximo, en todos los entrenamientos y en todos los partidos. Personalmente, a mí me ayudó a ganar en concentración e intensidad... y eso hoy en día es muy importante en el fútbol, incluso más que la calidad técnica que tengas” .
El Racing, uno de las cinco escuadras que en la actualidad comandan la tabla con diez puntos en su haber, tendrá la ocasión, aunque sea de forma momentánea, de colocarse como líder en solitario de la competición liguera –incluso lo podría ser al término de la jornada–. Marcos Álvarez, de todas maneras, reconoce que “eso a esas alturas no indica nada... pero es muy bonito”.

Un “clásico” que regresa a su hábitat