El pleno rechaza la pretensión de que Urbaser cobre la tasa de depuración

|

El pleno de Ferrol volvió a debatir ayer sobre la tasa de depuración de aguas residuales para decidir sobre la pretensión de Socamex (la filial de Urbaser para la gestión del agua) de anular el acuerdo plenario del 18 de septiembre por el que se suspendió el cobro de ese discutido impuesto a los vecinos. Los técnicos municipales dictaminaron la desestimación del recurso y todos los grupos municipales, menos el PP, estuvieron de acuerdo en respaldar esta decisión.
La portavoz popular, Martina Aneiros, denunció que se llevaba esta desestimación al pleno sin los informes jurídicos y técnicos preceptivos para saber las consecuencias legales de las decisiones de los munícipes. “Obvian requisitos, sortean la ley y decretan al margen de los procedimientos legales”, afirmó. “No son las formas”. Aneiros vaticinó que las discrepancias del Concello y del socio privado de Emafesa “acabarán en el juzgado” (lo mismo hizo el nacionalista Iván Rivas) y anunció que el PP no iba a votar este punto del orden del día, aunque finalmente lo hicieron en contra. Además la portavoz reprochó al gobierno su inacción respecto al saneamiento. “¿Qué han hecho de septiembre hasta ahora además de anuncios?”, aseguró. “Sigue sin avanzar un solo paso y sin hacer los deberes” y la consecuencia puede ser “la paralización del saneamiento”.
El edil de Servizos, Bruno Díaz, contestó recordándole a Aneiros que el gobierno actual “ten que resolver un problema enorme” y “especialmente grave” como consecuencia de la pasividad del anterior en el control de las actividades de Emafesa y que para ello “si existen informes, outra cousa é que non lle gusten ó PP”. Se refería Díaz a la recepción para su gestión de una depuradora de aguas residuales que no funcionaba y a la imposición de una tasa a los vecinos. “Non existe no Concello informe técnico algún relacionado con este tema que non proveña da empresa”, aseguró. “Todas as decisións tomáronse en base a informes de parte”. Se pregunta el edil “que pasou entre xuño de 2014 e agosto de 2015 [cuando el gobierno visitó la EDAR y confirmó que no depuraba], cal foi a dilixencia do PP para firmar convenios e en que informes técnicos se baseou para facelo”.
Aseguró Bruno Díaz que cuando llegue el máximo caudal a Prioriño la depuradora estará en condiciones de funcionar por la celeridad con la que trabaja ahora Emafesa.
Para la concejala Eugenia Freire al PP “non lle interesa discutir o fondo de asunto” y se pierde en cuestiones formales que, sin embargo, sí se cumplen. Explicó que si el expediente que se está elaborando para determinar lo ocurrido concluye que sí había derecho a cobrar la tasa de depuración a los ciudadanos “o concello asumirá os gastos que teña que asumir”.
El BNG volvió a reclamar la derogación, y no la suspensión, de la tasa. “A empresa vainos denunciar fagan o que fagan”, explicó Iván Rivas. Reclamó que se le pida responsabilidad al Gobierno Central por la situación de deterioro de la EDAR y pidió que se rompa el convenio con Acuaes por el cual los vecinos pagan parte de las infraestructuras de saneamiento y también la encomienda de gestión que asumió el Concello de la Xunta. 
Ana Rodríguez, de Ciudadanos, calificó los informes jurídicos como “impecables”.

El pleno rechaza la pretensión de que Urbaser cobre la tasa de depuración