Los enfermeros condenan el "repugnante hostigamiento" con amenazas por parte de sus vecinos

|

El Consejo General de Enfermería ha condenado la "repugnante" hostilidad de algunos vecinos "ignorantes" contra trabajadores sanitarios a quienes "hostigan" con carteles amenazantes para que abandonen sus viviendas mientras dure la epidemia por COVID-19, por miedo a ser contagiados.

La organización colegial ha denunciado este martes en un comunicado la "baja catadura moral" de vecinos "insolidarios" que hostigan a enfermeros, médicos y auxiliares que luchan contra la pandemia, así como a trabajadores de otros sectores, como empleados de supermercados o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Casos como el de Jesús, un médico tinerfeño residente en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) que hace tres días, al regresar a su casa tras una guardia, se encontró con un cartel anónimo en el que algún vecino le agradecía sus servicios, pero le invitaba a abandonar la vivienda y a buscar otro alojamiento ante el riesgo de que contagiase a niños y mayores.

El caso se hizo viral después de que su madre lo contara en su perfil de Facebook y, a partir de este momento, ha recibido un gran respaldo social, con el ofrecimiento de nuevos alojamientos, comida o apoyo emocional.

"Me sentí triste al leer el cartel, después de estar un mes partiéndome el lomo en el hospital", reconoce en declaraciones a Efe, pero también valora el apoyo recibido y el comportamiento "genial y ejemplar" de la mayoría de la ciudadanía.

Otra de las personas acosadas ha sido la empleada de un supermercado de Cartagena (Murcia) que recibió un anónimo con el siguiente texto: "Somos tus vecinos y queremos pedirte por el bien de todos que te busques otra vivienda mientras dura esto, ya que hemos visto que trabajas en un supermercado y aquí vivimos muchas personas. No queremos más riesgo".

Esta trabajadora, Miriam, también denunció su caso a través de las redes sociales, donde subió un vídeo en el que contaba cómo su hijo de 10 años se echó a llorar al coger la nota, pensando en que los iban a echar de la casa por el empleo de su madre.

"Estamos ayudando a muchas personas aun poniéndonos nosotros en riesgo. Me parece cobarde, no hay derecho", contaba a Efe tras explicar que dejó la siguiente respuesta en el recibidor del edificio: "Soy la vecina del 3º izquierda. Al o a los valientes que dejan notas anónimas (...) os diré varias cosas: Sí trabajo en un supermercado, con lo cual gracias a nosotros vosotros coméis cada día".

Caso parecido al de Miriam es el de José Antonio, que ha despachado hoy, como siempre, en la carnicería del hipermercado de Noia (A Coruña), el único con el que cuenta el pueblo. No es su mejor semana porque su familia lo ha pasado mal. Un anónimo a pie de puerta en el que les conminaban a dejar el piso que habitan llevó la desazón en su casa.

A su mujer, embarazada de cinco meses, le entró el pánico. "¿Y si pasan a mayores?, ¿y si nos molestan estando nosotros solos?, ¿y si conocen nuestro coche? Ay madre". Así las cosas, él no dudó en cuál era el paso a dar. Consultar. Nadie reconoció la autoría. Su hijo, que tiene poco más de dos años y estuvo de aniversario el 1 de abril por suerte no tiene capacidad de entender lo ocurrido.

Según ha anunciado este martes la subdirectora general de Recursos Humanos y Formación de la Policía Nacional, la comisaria principal María del Pilar Allué, en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité científico-técnico de seguimiento de la pandemia, la Policía Nacional perseguirá los delitos de odio en forma de mensajes contra los profesionales expuestos al coronavirus.

Allué ha recordado que las comisarías siguen abiertas a pesar del estado de alarma, por lo que, ha subrayado, la Policía continuará con las labores de persecución de este tipo de delitos.

El Consejo General de Enfermería ha anunciado que va a poner sus servicios jurídicos al servicio de los profesionales del sector que sean víctimas de acoso con el fin de que "el peso de la ley caiga sobre quienes hostigan a los profesionales que están luchando sin descanso para combatir la mayor emergencia de salud pública", ha afirmado su presidente, Florentino Pérez Raya.

La organización colegial reitera, además, que los profesionales de la enfermería son "plenamente conscientes" y cumplen con todas las medidas de desinfección y seguridad, tanto en el centro sanitario, como en la vía pública o en su lugar de residencia. 

Los enfermeros condenan el "repugnante hostigamiento" con amenazas por parte de sus vecinos