El Racing da un golpe sobre la mesa

Diario de Ferrol-2019-04-28-063-60aa878c
|

Cinco goles en el feudo del único equipo que, junto al Racing, no sabía lo que era perder en su feudo dan cuenta del golpe encima de la mesa que el equipo ferrolano dio ayer con su victoria sobre el Choco. En el partido que se presagiaba más complicado de los cinco de la liga regulasr que le quedan por jugar, el cuadro verde dio una lección de solidez y de eficacia que hace, junto a la derrota sufrida por el Bergantiños en su visita al Polvorín, que el título se vea ahora más cerca.

De la importancia que el encuentro tenía para ambos dieron cuenta las primeras llegadas de los dos sobre la portería contraria. Pero enseguida el Racing demostró que para él este partido que lo tenía especialmente preparado y que lo consideraba clave para hacerse con el título. Por eso apostó por presionar cerca de la meta rival, para impedir que el Choco pudiese manejar la pelota, y sabiendo que tenía que aprovechar cualquier ocasión que le presentase para marcar.

Fue así como llegó su primer tanto –un saque de banda que, peinado por Garrido primeros y Juan Antonio después fue remachada a gol por Pablo Rey–. Y enseguida el segundo –una serie de rechaces que Joselu conectó a gol–, y luego el tercero –una recuperación que Armental resolvió con un tiro cruzado desde dentro del área– y poco antes del descanso el cuarto –un calco del primero, aunque en esta ocasión el saque de banda peinado por Garrido fue rematado directamente por Juan Antonio–. Es decir, que al llegar al intermedio el encuentro ya estaba prácticamente resuelto.

Escenario
Lo amplio de la diferencia en el marcador hizo que el decorado del partido cambiase en la segunda parte. En ella, el Racing dio un paso atrás para permitir al Choco manejar la posesión de la pelota, aunque sin dejarle crear ocasiones claras para marcar. Si acaso, el empuje de cuadro de Redondel se notó en el hecho de forzar algunos saques de esquina y, sobre todo, estar casi siempre en el campo del rival aunque sin crear un gran peligro.

Así, sin grandes novedades en lo que se veía sobre el terreno de juego, el cuadro verde se fue dirigiendo hacia un final que, sin embargo, redondeó con un nuevo gol. Juan Antonio, al remachar un pase de Marcos Álvarez, marcó este gol, el que puso fin a un partido que puede suponer el título.

El Racing da un golpe sobre la mesa