Arteixo Telecom prolonga a parte de su plantel las vacaciones inesperadamente

los trabajadores, ayer, a las puertas de la planta sin poder entrar
|

El comité de Arteixo Telecom denunció ayer que la dirección de la empresa comunicó en la noche del pasado viernes a parte de los trabajadores que no tenían que incorporarse ayer a sus puestos después de las vacaciones. La firma procedió también a suprimir el autobús que cada día traslada a gran parte de la plantilla desde A Coruña hasta Penapurreira.
Ante lo irregular de la situación, los trabajadores de A Coruña se reunieron en la mañana de ayer y decidieron acudir al centro de Penapurreira en sus propios vehículos, denunciando previamente el asunto ante la Inspección de Trabajo. Sin embargo, se encontraron con las puertas abiertas y no se les permitió entrar, pese a que un grupo de trabajadores sí que habían accedido con normalidad a sus puestos –la comunicación telefónica, el viernes a última hora, no llegó a todos–. Según explicó el presidente del comité de empresa, Manuel Torres, el responsable de Recursos Humanos de Arteixo Telecom llegó a salir a la puerta para confirmarles que no podían entrar y que la compañía consideraba que estaban de vacaciones. Una vez más, para dejar constancia de la situación, el comité llamó a la Guardia Civil, que se trasladó a las puertas de la empresa y tomó nota.
Manuel Torres expresó sus sospechas de que la maniobra de la dirección fue un intento de sabotear los planes de los trabajadores de iniciar ayer un encierro en el interior de la planta. Como se ha venido informando, la empresa está inmersa en la tramitación de un expediente de regulación mediante el cual se pretende suprimir 46 puestos de trabajo. El periodo de consultas se cerró sin acuerdo con el comité y la plantilla ha mantenido a lo largo del mes de agosto la intensidad de sus movilizaciones, con protestas cada martes y cada jueves tanto en As Pontes como en A Coruña, de donde procede la mayoría como consecuencia de la historia de la firma, que se trasladó en 2005 a la localidad pontesa y absorbió a Italtel.
Por otra parte, los trabajadores comenzaron a recibir ayer por la tarde, horas después de la curiosa situación que se produjo a las puertas de la planta pontesa, nuevas llamadas de la dirección comunicándoles que hoy han de incorporarse, ahora sí, a sus puestos.

llamada a la xunta
El presidente del comité, Manuel Torres, criticó una vez más que la Xunta “está escapando” del problema de Arteixo Telecom y reclamó de nuevo su intervención, en opinión de los trabajadores lo único que en estos momentos puede salvar a la compañía.
Arteixo Telecom, que llegó a contar más de 200 trabajadores, tiene ahora 115. Es una firma líder en el ámbito de las nuevas tecnologías de la comunicación  y, de hecho, fue considerada estratégica por la propia Xunta.

Arteixo Telecom prolonga a parte de su plantel las vacaciones inesperadamente