El fuego abandona la comarca y deja paso al grito de “Lume, nunca máis”

Xunta concentración contra o lume
|

Los incendios que asolaron estos días Galicia no esquivaron a Ferrol y comarca, aunque los efectos no fueron tan graves como en otras zonas de la comunidad.

Ferrol solo sufrió un incendio en San Xurxo, de escasa relevancia, mientras que las llamas se cebaron más intensamente con los municipios de Neda y San Sadurniño, en donde el foco llegó a la zona de Naraío. En este último, sin embargo, el fuego quedó extinguido a última hora del día.

Los incendios se iniciaron en la noche del pasado domingo y en el caso de Neda se activaron dos fuegos, uno que quedó apagado en torno a las dos de la madrugada y que dejó una hectárea de monte raso quemada y otro que comenzó en la parroquia de Anca y que se extendió hacia Louseira, el límite natural entre los concellos de Neda y San Sadurniño para extenderse por diferentes puntos  de este último concello hasta Naraío.

Un técnico, siete agentes, otras tantas brigadas y siete motobombas de  Medio Rural se desplazaron a esta zona, en la que actuaron durante toda la noche también efectivos del GES de Mugardos, Speis de Narón, Bomberos y Guardia Civil, además de numerosos vecinos de los municipios afectados.

La lluvia continua durante la jornada de ayer facilitó la desactivación de los incendios que los regidores de Neda, Ángel Alvariño, y San Sadurniño, Secundino García, estimaron que arrasaron 500 hectáreas en el primer caso y 110 en el caso de San Sadurniño.

Ambos regidores agradecieron la labor de los medios que trabajaron en la extinción de los incendios y señalaron que se pasaron momentos de “mucha tensión” debido a que en la zona de Anca el fuego bastante a núcleos poblados.

Durante la jornada de ayer se sucedieron concentraciones de apoyo a las víctimas y en defensa de los montes gallegos.

La Diputación de A Coruña, así como los Concellos de As Pontes y Ferrol guardaron al mediodía un minuto de silencio por las víctimas –en Ferrol también se recordó a la última mujer muerta por violencia de género–.

El regidor local, Jorge Suárez. manifestó el pesar de la corporación y señaló que se trata de un día “de loito”. Aunque indicó que “non é o día para politizar o tema”, dejó claro que “despois haberá que facer unha análise polo miúdo  das causas e consecuencias desta vaga de lumes”.

Suárez agradeció la labor de los cuerpos de seguridad que participaron en la extinción de los fuegos de Ferrol, Neda, San Sadurniño y Monfero. Por la tarde, el alcalde y representantes de Ferrol en Común, EU, PSOE y BNG  –también estuvo presente el diputado gallego  Mini Rivas y el alcalde de uno de los concellos afectados, Secundino García, de San Sadurniño– tomaron parte en la concentración convocada por la plataforma “Lume nunca máis” a la que también asistieron representantes de entidades, sindicatos y vecinos particulares que se juntaron en una numerosa concentración ante el edificio de la Xunta, a pesar de la lluvia.

En el comunicado, leído por Manolo Bacalhau, se criticó la gestión forestal  y la ley de montes, denunciando la ausencia de políticas de prevención.

En el acto se escucharon voces pidiendo la dimisión de Feijóo y se coreó la consigna de “Lumes nunca máis”. Los participantes hicieron hincapié en la necesidad de una movilización social, con el fin de llamar la atención sobre las políticas que se llevan a cabo desde la Xunta para luchar contra los incendios forestales.

El fuego abandona la comarca y deja paso al grito de “Lume, nunca máis”