“Xogámonos a diferenza entre a vida e a morte, non unhas eleccións”

Los candidatos Antón Gómez-Reino y Yolanda Díaz entre los alcaldes de Compostela y Ferrol jorge meis
|

El cabeza de lista de En Marea por la provincia de A Coruña, Antón Gómez-Reino, se hizo esperar ayer en el mitin central de Ferrol, pero a cambio fue el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, el que consiguió que el acto comenzase con risas de los asistentes.
“Boa noite, fumamos un pitillo?” fue la frase elegida por Suárez para restar importancia a la noticia que lo ha hecho salir en medios nacionales durante los últimos días, la imagen del regidor y el concejal de Cultura fumando en una bañera. 
“Dúas persoas, dous amigos, fumando un pitillo nun descanso de quen traballa desde as oito da mañá ata ven entrada a noite pola cidade, para acabar co rexime que fixo de Ferrol unha balsa de pedra, como dixo Saramago”, fue la explicación que quiso dar el alcalde antes de recordar todo aquello por lo que lucha a diario “os recortes, a entrega ás multinacionais dos servizos, en manos de Florentino Pérez, que se quere convertir no alcalde de facto, e o camposanto industrial no que converteron Ferrol”.
El regidor se refirió a Miguel Tellado, “o pitbull da ultradereita” y al grupo municipal, “onde a derrota se premia con ascensos”, en alusión a los nombramientos de José Manuel Rey, como conselleiro de Política Social, y Diego Calvo, como delegado territorial de la Xunta.
Suárez aludió en su intervención a que el 24 de mayo se dio un gran paso, pero ahora, indicó, “é necesario atacar o cerebro do sistema”, por lo que señaló que estas elecciones “non é cuestión de gañar ou perder senón de vida ou morte”, frase que también repitió en su discurso la ferrolana y candidata número 2 por la provincia, Yolanda Díaz.
El alcalde terminó su intervención citando a un encuentro a los ciudadanos, pero no en las urbanas, sino en la próxima manifestación del naval del próximo domingo.
Su homólogo compostelano, Martiño Noriega, también ironizó con las noticias que ellos acaparan como alcaldes y así animó a Jorge Suárez indicándole que “o teu foi un pitillo pero eu estou acusado de roubarlle o Nadal a Compostela, por non acender as luces”.
En tono más serio, Noriega defendió el ascenso de En Marea, como “parte dun relato que fala dos agredidos” y apostó por “ferramentas útiles como foi AGE e agora as mareas”.
Para el regidor compostelano,  el pánico de sus oponentes radica en que “somos xente normal”.

candidatura
Con un “mereceu a pena” en recuerdo de Manuel Amor, comenzó su intervención la número 2 de la candidatura, Yolanda Díaz, que tuvo palabras para Miramontes, Sari Alabau, Juan Anido o Galán, asegurándoles que “hai marea, e a vosa loita vese agora na oportunidade que temos de cambialo todo”.
El 20D nos jugamos, apuntó Díaz, “as vindeiras xeracións, a diferenza entre a vida e a morte”, aludiendo a la injusticia de  que tras años de lucha por la libertad “poda verse agora a xente sen poder prender a calefacción”.
La derogación de la ley Wert, de la reforma laboral del PP y la del PSOE, la de las pensiones, la bajada del IVA de los productos de primera necesidad, del de los autónomos mientras no cobren, el ajuste de las cuotas de estos a los ingresos o una renta garantizada y un rescate ecológico –con un no rotundo a la planta de gas de Reganosa– fueron algunos de los compromisos expuestos por la candidata de En Marea.
Cerró el acto el número 1, “ó que aínda estamos coñecendo”, reconoció Yolanda Díaz, procedente del movimiento social y comprometido en “facer políticas en marea, de abaixo a arriba”. Antón Gómez-Reino, “Tone”, defendió un programa que busca rescatar a las personas y la democracia, transformando la economía “para poñela ó servizo da xente”. Para eso, indicó, acepta este desafío y esta responsabilidad “pero coa ilusión de que se cheira a vontade de cambio”.
Hablar de “vida digna e ben común” es el objetivo básico que se traduce en el lema “pan, traballo e teito”, sentenció el candidato.
El último aplauso del mitin lo arrancó hablando de “cambio e ilusión”, lo que propone En Marea “para mudalo todo”.

“Xogámonos a diferenza entre a vida e a morte, non unhas eleccións”