Socialistas y conservadores salen en tromba en apoyo de Macron para frenar a Le Pen

HOR101. Paris (France), 23/04/2017.- Supporters celebrate as French presidential election candidate for the 'En Marche!' (Onwards!) political movement, Emmanuel Macron (not in picture) finishes in first position of the first round of the French presidenti
|

Las primeras proyecciones de voto, que concedían el pase a la segunda vuelta de las presidenciales francesas a Emmanuel Macron y Marine Le Pen, fueron más que sufidcientes para que destacados dirigentes vinculados al Partido Socialista y a Los Republicanos se hayan apresurado a pedir el voto para el líder del movimiento “En Marche!”.

Macron, antiguo ministro de Economía del Gobierno de François Hollande, logró un éxito sin precedentes con un movimiento de reciente creación, gracias a un programa de centro que le sitúa como la opción de voto moderada de cara a la segunda vuelta del 7 de mayo.

Desastre Socialista

El aspirante socialista al Elíseo, Benoit Hamon, reconoció el “desastre” de su candidatura y pidió acto seguido el voto de sus simpatizantes para Macron. Según explicó, ahora es momento de establecer “una distinción clara entre un adversario político y una enemiga de la República”.

También ve “clara” la decisión el primer ministro, Bernard Cazeneuve. “La presencia de una candidata de extrema derecha en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, quince años después del impacto de abril de 2002, hace necesaria una posición clara y fuerte de todos los republicanos”, afirmó en declaraciones a la cadena BFM TV.

Por Europa

Para el ministro de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, “toda la izquierda, todos los republicanos deben movilizarse para votar por Macron”, añadió que debe frenarse a Le Pen “por Francia, por la República y por Europa”.

El programa centrista de Macron logró aglutinar respaldos a uno y otro lado del espectro político. Ya contaba antes de esta noche con el apoyo explícito del ex primer ministro Manuel Valls, miembro del Partido Socialista, pero también con el de destacados dirigentes conservadores como Dominique de Villepin.

El candidato presidencial de Los Republicanos, François Fillon, se pronunció claramente tras el cierre de los colegios. “No hay otra opción que votar en contra de la extrema derecha. Votaré, por tanto, a favor de Emmanuel Macron”, anunció, en una comparecencia en la que alertó de que “el extremismo sólo puede traer desgracia y división a Francia”.

Jean-Pierre Raffarin, jefe de Gobierno con Jacques Chirac, llamó igualmente a los votantes a “unirse detrás de Emmanuel Macron” ante la “mala noticia” que dieron las urnas, según declaraciones a France 2. La ola de apoyos a Macron también llegó hasta personalidades de la época de Nicolas Sarkozy, con voces como las de los exministros Christian Estrosi y François Baroin.

Esperanza de la ultraderecha

Las encuestas realizadas antes de esta primera vuelta ya vaticinaban que, en caso de que Macron y Le Pen se enfrentasen en un “cara a cara”, el ex ministro de Economía tenía todas las de ganar. El Frente Nacional es consciente del reto, aunque todavía se niega a tirar la toalla.

El vicepresidente del Frente Nacional, Florian Philippot, hizo un llamamiento en France 2 a “todos los electores” a votar por Le Pen en la segunda vuelta, con una especial mención a quienes han respaldado en primera ronda al candidato de Los Republicanos, François Fillon.

El líder de “En Marche!” apela a la unidad para culminar su ascenso

El líder del movimiento “En Marche!”, Emmanuel Macron, apeló a la unidad en su primer mensaje tras conocer su pase a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que ha confía en unir a los “patriotas” para culminar su meteórico ascenso.

“En un año hemos cambiado la cara de la vida política francesa”, destacó el exministro de Economía, que al frente de un movimiento nuevo y sin haber ocupado nunca un cargo electo ha logrado situarse como favorito para llegar al Elíseo. Con “honor” y “responsabilidad”, Macron agredeció a todos los que le apoyaron, a quienes prometió que seguirá trabajando para “reconciliar” al país y hacerse con la Presidencia en la segunda vuelta.

“Frente al nacionalismo”

“A partir de esta noche, tengo que tratar de unir a todos los franceses”, añadió, confiado de poder ser el presidente de “todo el pueblo francés”. Sin mencionar a su rival directa, la ultraderechista Marine Le Pen, Macron apeló a los “patriotas” frente a la “amenaza de los nacionalismos” y agradeció a Hamon y Fillon que le brindaran su apoyo. 

El Frente Nacional se presentará como el “partido del pueblo”

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, llamó a todos los “patriotas” a votar por ella en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, una “oportunidad histórica” a la que se presenta como “candidata del pueblo” y confiada de poder derrotar al “heredero” del actual presidente francés, François Hollande.

“La primera etapa que debe llevar a los franceses al Elíseo está superada”, dijo Le Pen, en una comparecencia ante sus seguidores en la que festejó su pase a la segunda vuelta. Repite así el éxito que ya logró su padre en el año 2002.

“Oportunidad histórica”

La dirigente ultraderechista, que se contrapone a las “élites arrogantes”, llamó a aprovechar una “oportunidad histórica” para consumar “la gran alternancia”. Para Le Pen, los datos electorales demuestran que “el pueblo levanta la cabeza” frente a programas que promueven “la globalización salvaje”. “No es con el heredero de François Hollande con quien llegará la alternancia”, advirtió, en alusión a su rival Macron. “Soy la candidata del pueblo y lanzo un llamamiento a los patriotas”, afirmó.

Fillon se decantará por el socioliberal para detener a la ultraderecha

El candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, reconoció ayer su derrota en la primera vuelta de las elecciones y llamó a votar por el socioliberal Emmanuel Macron para frenar a la ultraderechista Marine Le Pen. El ex primer ministro aseguró que el Frente Nacional de Le Pen “es conocido por su violencia y su intolerancia” y su programa “llevaría al país a la quiebra y a Europa al caos”.

“El extremismo es la ruina”

“El extremismo solo aporta infelicidad y ruina”, aseguró el candidato conservador, tercero según las estimaciones de voto. Fillon, que vio que por vez primera el partido conservador se queda fuera de la segunda vuelta desde que el presidente del país se elige por sufragio universal, se atribuyó toda la responsabilidad de la derrota. Favorito a finales del año pasado, tras ganar las primarias organizadas por su partido, el candidato conservador cayó en las encuestas cuando la prensa reveló a finales del mes de enero que había dado a su esposa un presunto empleo ficticio de asistenta parlamentaria.

Mélenchon consultará a las bases a qué candidato debe respaldar ahora

El candidato izquierdista Jean-Luc Mélenchon, reconoció ayer que “los resultados anunciados” hasta ahora  –cuando no había terminado el escrutinio– “no son los que esperábamos”, aunque llamó a esperar a conocer la declaración final del Ministerio del Interior. En una declaración ante sus seguidores, señaló que, respecto a la segunda vuelta de las presidenciales, consultará a su militancia sobre si apoyar al socioliberal Emmanuel Macron o a la ultraderechista Marine Le Pen.

Entre dos “mediácratas”

“Los mediácratas –sic, usaba así un término a menudo peyorativo que se refiere a la excesiva influencia sobre la opinión pública que se ejerce desde algunos medios de comunicación– y los oligarcas están jubilosos. Nada es tan bello para ellos como una segunda vuelta entre dos candidatos que quieren prolongar las instituciones actuales, que no expresan ninguna conciencia ecológica y que piensan tomarla con los logros sociales más elementales”, dijo. Mélenchon también aseguró que “respetarán” los resultados oficiales sean cuales sean. l

 

Socialistas y conservadores salen en tromba en apoyo de Macron para frenar a Le Pen