España aplicará en el Peñón “medidas legales”, mientras espera el dialogo

un conductor sale a tomar el aire mientras espera su turno para pasar la frontera efe
|

El Gobierno aseguró ayer que adoptará en Gibraltar “medidas legales y proporcionales” para defender sus intereses, en un conflicto en el que pidió al Reino Unido y al Peñón que actúen con “sentido común” y se vuelquen en un diálogo a cuatro partes, en el que también estaría la Junta de Andalucía.

El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, dejó ayer clara su posición sobre el conflicto –el mayor desde hace años por el Peñón– en unas declaraciones a los periodistas tras la habitual reunión de verano con el rey en Palma y dos días después de su conversación con el primer ministro británico, David Cameron.

desde el 4 de junio

Rajoy desvinculó las maniobras que realizarán este mes buques de la Armada británica en Gibraltar con este litigio y explicó que estos ejercicios se vienen haciendo desde hace años y que estaban anunciados a España desde el 4 de junio, antes de que comenzara este nuevo conflicto con el Peñón.

España, Reino Unido, Andalucía y Gibraltar son las cuatro partes que Rajoy cree que deben sentarse a “hablar y dialogar” sobre los temas más controvertidos: la pesca y el medio ambiente, cuyas competencias están en manos de la Junta.

El jefe del Ejecutivo calificó de “atentado al medio ambiente” el lanzamiento por parte de Gibraltar de manera unilateral de 70 bloques de hormigón a la bahía de Algeciras, lo que además impide faenar a los pescadores.

Lamentó también la ruptura por parte del Peñón en marzo de 2012 del acuerdo de pesca firmado en 1999 y, en este sentido, explicó que estas decisiones dificultan “mucho” las relaciones.

Pese a ello, Rajoy insistió en que la postura de su Gobierno es “la apertura al diálogo” pero mientras eso llegue advirtió: “El Gobierno no renuncia a ninguna medida legal”.

El presidente de Gobierno explicó que serán “medidas única y exclusivamente legales, proporcionales, aleatorias y que no discriminen” para defender los intereses de España.

Entre esas medidas, defendió los controles en la verja –irrenunciables para el Gobierno con el objetivo de combatir los tráficos ilícitos y el contrabando en un territorio que no pertenece al espacio Schengen– y citó la vigilancia de que se cumplan las obligaciones fiscales y la normativa europea de medio ambiente.

No se refirió a la tasa de 50 euros para salir y entrar de Gibraltar, aunque el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, explicó que “no se aplicará nunca a los trabajadores”. n

España aplicará en el Peñón “medidas legales”, mientras espera el dialogo