La Xunta propone dar a Alcoa fondos europeos y un préstamo participativo

Protesta de los trabajadores de Alcoa San Cibrao | aec
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, propuso ayer poder destinar una parte de los fondos europeos para los planes de industrialización de empresas que presten “servicios esenciales”, como la planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo). Además, Núñez Feijóo anunció la disposición del Gobierno gallego para suscribir “un préstamo participativo –en los que se estipula que el prestamista, además de la remuneración ordinaria a través de intereses, obtiene una remuneración dependiente de los beneficios obtenidos por el financiado– y completar la inversión y la modernización necesaria para que Alcoa siga produciendo aluminio en las próximas décadas”. 

El presidente gallego explicó, tras reunirse en Santiago durante unas tres horas con representantes del comité de empresa de la planta lucense de aluminio primario, que estas medidas se pondrían en marcha una vez que haya una tarifa estable de la electricidad y que se sepa que la planta seguirá produciendo aluminio y es viable. 

Para ello demandó la publicación en el BOE cuanto antes de la subasta de interrumpibilidad para el segundo semestre del año, con bloques de 90 megavatios y por un importe de al menos 275 millones de euros, una partida que el Gobierno podría poner a disposición por las emisiones de CO2, dijo.

“Si no hay esa subasta y por ese precio Alcoa no va a poder producir aluminio primario en el próximo semestre, el ERE seguirá adelante”, aseguró Núñez Feijóó, que incidó en que “ya no es un riesgo”, sino un hecho muy real que más de mil puestos de trabajo entre directos e indirectos están en cuestión en las próximas semanas. 

Otra de las medidas precisas para garantizar la viabilidad de la planta de aluminio es conocer el estatuto del consumidor electrointensivo del que habla del Gobierno pero que es “anónimo, desconocido”. 

Mientas, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, descartó que el problema de Alcoa sea el precio de la energía, sino que responde más bien a la falta de inversiones en el pasado. Así trasladó también la “solidaridad” del Gobierno con todos lo trabajadores de esa fábrica, asegurando que “desde el primer momento” ha estado implicada en la búsqueda de soluciones para el mantenimiento.

La Xunta propone dar a Alcoa fondos europeos y un préstamo participativo