El Star Center claudica bajo la mano de Hodges

DEPORTES BALONCESTO FEMENINO MANN FILTER - UNIFERROL / 23-10-2016 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO
|

En lo que iba de campeonato, al Star Center Uni Ferrol la moneda siempre le había salido cara cada vez que consiguió que sus encuentros se dirimiesen en parámetros de relativa igualdad. Ayer, esa tendencia cambió en un duelo en el que, si bien las pupilas de Lino López mostraron un buen nivel y acumularon numerosos méritos, se encontraron con un adversario muy acertado y, sobre todo, con una jugadora en estado de gracia: la estadounidense Roneeka Hodges. La alero, que debutaba en las filas del Mann Filter, fue decisiva, y no solo por los 28 puntos que anotó, sino porque rescató a su equipo cada vez que a este parecía apagársele la luz. Daba igual que no entrasen en los sistemas, daba igual que muchos de sus tiros estuviesen bien defendidos... la foránea fue el salvavidas al que se aferró la formación zaragozana, primero, para invertir la tendencia adversa de un partido que el Star Center dominó en su primera parte; después, para tomar la iniciativa y mantener a una distancia prudencial a las ferrolanas; y, finalmente, para dar la sentencia definitiva.  
Una lástima porque el balance del cuadro departamental fue más que bueno. Sobre todo en un arranque en el que el equipo leyó a la perfección las necesidades del partido. Defensivamente, el conjunto que dirige Lino López se mostró muy activo, con continuas ayudas en defensa y una concentración que le permitió paliar la carencia de centímetros que tenía bajo tableros.
Las ferrolanas se fueron distanciando en el marcador y también tuvieron a su particular valedora en esta tarea: Lyon, aunque todavía no está plenamente adaptada al complejo entramado táctico del equipo, demostró una mano espectacular  –acabó el partido con 27 y un espectacular porcentaje de acierto de 8 de 10 en tiros de dos y 11 de 18 en lanzamientos de campo, además de ser la máxima reboteadora con siete rechaces– y comandó a un Star Center Uni Ferrol que rozando el minuto 18 de juego tuvo una máxima renta de once puntos (25-36).
Los dos minutos que restaban para el descanso fueron nefastos para las de Lino López, que no acertaron a convertir algunas acciones óptimas que les habrían permitido romper el partido de forma definitiva. Pero, sin duda, buena culpa de que esto no pasase la tuvo Hodges, que dio por iniciado su recital. De su mano salieron buena parte de los puntos que, con un parcial de 10-0, permitieron al Mann Filter llegar solo un punto abajo en el marcador al descanso (35-36).
Las alternativas defensivas no dieron en esta ocasión los frutos necesarios y el Star Center se vio condenado a ir por detrás en el marcador durante toda la segunda parte. Se echó en falta la chispa de una Suárez mermada por una gastroenteritis y castigada por las faltas personales.
No fue disculpa porque, sobre la cancha, a las que les tocó sustituirla hicieron un buen trabajo. Pero, en conjunto, no fue suficiente para frenar a un Mann Filter al que, cada vez que los plomos amenazaban con fundírsele encontraba la mano amiga de la implacable Hodges.
Hizo lo que puedo y el cuadro ferrolano logró ponerse a cuatro, pero fue incapaz de ir más allá ante un Mann-Filter renacido. Ahora, toca pensar en el próximo compromiso, de nuevo a domicilio, ante el todopoderoso Perfumerías Avenida. Un rival excepcional al que, además, las ferrolanas encontrarán encorajinado tras su traspié del sábado ante el Gernika. Pero, hasta entonces, quedan por delante seis días de intenso trabajo.

El Star Center claudica bajo la mano de Hodges