“En un par de semanas decidiré mi futuro”

|

Hace solo unos días que finalizó la campaña oficialmente para Pablo Prieto. Después de terminar la liga y la copa en los Emiratos Árabes, con el Al Nasr, encaró dos torneos, uno el Nastournament en Dubai, en el que tenía a sus órdenes tres jugadores de su club, tres extranjeros y otros tres de allí sin licencia en fútbol sala, y, paralelamente, el Al Roudan, en Kuwait, en el que participó con ocho jugadores de su escuadra más dos refuerzos españoles.
Cabe destacar que en el torneo de Dubai contó con Bruno Taffy, jugador del Palma que acaba de fichar por el Inter Movistar; con un viejo conocido de la afición ferrolana como es Alemao, que acaba de concluir su contrato con el Dina de Moscú, así como Solano, un pívot del Jaén. Además, este mismo jugador, junto con Terry, del Jumilla, participaron en tierras kuwaities.

- ¿Cómo valora la temporada?
- Creo que fue altamente positiva, porque llegamos a dos finales y a una semifinal. Al principio fue complicado porque llegamos con una metodología de juego completamente diferente, pero poco a poco se fueron adaptando y terminamos muy bien.

- ¿Notó muchos avances en la competición?
- Está claro que van dando pasos con la llegada de entrenadores extranjeros, que ya somos cuatro, porque ayuda a mejorar el aspecto táctico y aportan una mentalidad diferente. Creo que les falta introducir un jugador extranjero y poner un poco más de atención en su selección nacional, porque la tienen un poco aparcada.

- ¿Habrá extranjeros la próxima campaña?
- Para la temporada que viene no será factible, pero pienso que en el futuro sí, porque hay muchos equipos que lo están pidiendo.

- ¿Cómo se termina con dos torneos a la vez?
- Había muy pocos jugadores que estaban jugando en los dos a la vez y los encuentros eran en días diferentes y hay que tener en cuenta que entre un sitio y el otro solo hay hora y media en avión, por lo que no fue demasiado difícil. En Dubai llegamos hasta las semifinales de la fase final, en la que tomaban parte dieciséis equipos, mientras que en Kuwait éramos treinta y dos y nos eliminaron en los cuartos de final. Había una gran nivel, porque fueron jugadores extranjeros de una gran calidad.

- En Dubai se reencontró con Alemao. ¿Cómo lo vio?
- Se encuentra muy bien. Cumplió allí cuarenta años y hay que destacar que tiene la titulación máxima para ser entrenador. Su idea es seguir jugando un año más y maneja ofertas de Italia, de Bélgica y dos españolas y creo que va a aceptar una de España, que le gusta bastante, así que igual lo volvemos a ver en la liga española.

- ¿Seguirá en el Al Nasr para cumplir el año de contrato al que tiene opción?
- Ellos ya me han hecho la propuesta para que siga allí, pero eso lo voy a decidir en un par de semanas. Mi planteamiento sería encontrar un proyecto estable en España, pero acabo de llegar, estoy en unos días de descanso y aún no hablé con el representante para plantearme eso. A partir del lunes miraremos cosas y tomaremos una decisión, porque hay que tener en cuenta que el diez de agosto comienza la pretemporada en el Al Nasr. En el caso de seguir será un año complicado, porque dos de los jugadores que más han participado los perderemos, porque se rompieron el talón de Aquiles.

- ¿Es fácil optar a fichajes de otras entidades?
- Hay que tener en cuenta que todos los equipos son secciones de clubes de fútbol y por eso sí que existen esas negociaciones. Lo que hay es grandes diferencias económicas entre unos y otros. Al no existir otras categorías, es muy difícil incorporar a jugadores de abajo, porque llegan con muchas debilidades tácticas.

- ¿Es un buen momento para regresar a España?
- Después de una larga travesía, con muchos problemas, parece que está llegando la estabilidad al fútbol sala español y las cosas empiezan a regularizarse. Por eso, ahora es el momento de mirar si hay algo interesante. En caso contrario, volvería al Al Nasr a cumplir el año al que tengo opción.

- Sin embargo, los jugadores como Adri se van al extranjero. 
- En algunos sitios como en Rusia, Italia y algunos países asiáticos se fijan mucho en los buenos jugadores españoles y les pagan importantes cantidades económicas. Pero normalmente suelen estar dos o tres años fuera y luego regresan. En el caso de Adri, creo que es una buena oportunidad, que debe de aprovechar. 

- ¿Cómo ve a los equipos de la comarca?
- Creo que son dos proyectos totalmente consolidados, tanto por su estructura de club como por su trabajo con la base. Este año es una gran noticia para el fútbol sala que la Segunda División, por fin, vaya a contar con los dieciséis equipos, lo que es una señal positiva y que demuestra que este deporte está volviendo a su lugar natural.

- ¿Cómo ve sus opciones?
- Por el momento es pronto para hacer una valoración. Por lo que estoy viendo, O Parrulo ha decidido seguir apostando por Diego Ríos, lo que me parece una noticia muy positiva, y ahora habrá que ver las noticias que llegan sobre la composición de la plantilla. Por su parte, el Cidade de Narón renovó a un buen número de jugadores y ahora falta por saber quién se va a encargar de entrenar. Cuando se sepa todos eso, se podrá valorar mejor.

“En un par de semanas decidiré mi futuro”