El alcalde afronta con optimismo la aprobación de los presupuestos

El alcalde, Jorge Suárez, participó ayer en las Conversas no Parador que organizó el Club de Prensa | daniel alexandre
|

“Moi optimista” se mostró ayer el alcalde, Jorge Suárez, en el ciclo de Conversas no Parador que organizó el Club de Prensa de Ferrol con respecto a la aprobación en el pleno extraordinario de esta mañana –10.00 horas– de los primeros presupuestos municipales del mandato.

Las conversaciones de los últimos días y la asunción de propuestas planteadas tanto por BNG y PSOE parecen indicar que el documento económico podría salir adelante hoy, sin tener que recurrir a la cuestión de confianza, a la que el alcalde está dispuesto a acudir para que la ciudad pueda tener presupuestos este año.
Dando casi por supuesto el sí mayoritario al documento económico para 2018, el regidor local aseguraba que “todos quererán levarse o mérito e medallas de telo aprobado e ser o voto decisivo, pero o máximo mérito sería da veciñanza porque todos os proxectos que se inclúen van ser polo ben da cidade”.

Aunque el texto definitivo del presupuesto no se ha dado a conocer porque hasta ayer mismo no estaba cerrado –tanto BNG como PSOE aseguran que se han incluido sus propuestas–, se espera contar con los votos necesarios para aprobarlo. De tener el apoyo de socialistas y nacionalistas, el ejecutivo de Jorge Suárez conseguiría 12 votos, por lo que sería decisiva la postura de concejales como la no adscrita Esther Leira –que indicó que ninguna de sus propuestas se había aceptado– o de la representante de Ciudadanos, Ana Rodríguez Masafret. Tampoco el PP ha indicado su postura, que podría ser abstención o voto en contra, habida cuenta de que señaló su postura invariable en la apuesta por una plaza de Armas con aparcamiento, cuestión que no acepta el ejecutivo de Suárez.

Las posibilidades para el pleno de hoy pasan también por enmiendas directas en la sesión extraordinaria o por un aplazamiento para establecer un texto nuevo con los apoyos que se adopten –podería convocarse al siguiente día hábil, que permite la ley, es decir, 48 horas a partir del día de hoy.
Si no se logra el visto bueno y los votos son desfavorables a la aprobación del presupuesto, el alcalde está dispuesto a acudir a la cuestión de confianza, aunque ayer prácticamente descartaba que hubiese que llegar a ello.

El alcalde afronta con optimismo la aprobación de los presupuestos