Casi 300 personas han reclamado la primitiva premiada en el Ayuntamiento

Sin título-1
|

El culebrón del boleto de la Primitiva premiada con 4,7 millones que encontró el lotero de San Agustín, Manuel Reija, cierra hoy uno de sus polémicos capítulos. El Ayuntamiento cierra, como manda la legalidad, el plazo para que los posibles dueños del resguardo presenten su reclamación tras haber recibido a 270 personas en las dependencias municipales. El empresario que localizó el documento prefiere esperar de forma tranquila la resolución del proceso, si bien niega que intentase cobrar el dinero al día siguiente de descubrirlo. 

Si la semana pasada el Gobierno municipal había contabilizado 220 solicitudes del premio de la Primitiva sin dueño, la última semana antes de que se clausure el plazo de reclamación –que se cumple hoy, coincidiendo con los dos años del último anuncio publicado en el Boletín Oficial de la Provincia– numerosas personas ávidas de hacerse con la suculenta cantidad de dinero la han demandado en María Pita. Hasta 50 personas más, según fuentes municipales, se han replanteado que pudieron ser los ganadores de aquel sorteo de junio de 2012 en los últimos siete días. Así, ayer se habían registrado 270 solicitudes. 

“El Ayuntamiento se encargó de las alegaciones con pruebas físicas que demuestren de manera irrefutable la titularidad; no tiene capacidad para realizar pruebas de carácter pericial”, destacaron las mismas. 

A partir de hoy se habilita un nuevo período de tres meses para responder, en colaboración con Loterías y Apuestas del Estado –que es quien está en poder del boleto  de los 4,7 millones de euros–, a todos los peticionarios. 

No obstante, una vez cubierto este trámite, el Gobierno local se quedará al margen mientras continúan los procesos judiciales abiertos tanto por la vía civil como por la penal.  En paralelo los loteros en A Coruña aseguran que no han seguido el tema con especial interés y el principal protagonista de estos días, Manuel Reija, prefiere mantenerse también al margen. 

deterioro a su imagen

“Yo estoy a lo que diga Loterías y el Ayuntamiento: si aparece el propietario estupendo y sino se hará lo que marca la ley”, aseguró ayer a este diario. 

No obstante, sí quiso defender su imagen tras una publicación en la que se asegura que pretendió cobrar el premio justo al día siguiente de encontrar el resguardo. “Eso no es verdad, si quisiera hacerlo no iría a la Delegación de Loterías sino al banco porque al ser un documento al portador podría haberlo cobrado”, incidió. Según defiende, lo entregó y firmó “un documento para que se iniciasen los trámites a los que hubiera lugar”. 

“Cuando pasan casi tres meses y está a punto de caducar efectivamente reclamo mi derecho para evitar que el premio redunde en las arcas del Estado”, reconoció Reija, que recalcó que de no haber sido por esa decisión no hubiese sido posible toda la investigación que se ha desarrollado a posteriori.

Casi 300 personas han reclamado la primitiva premiada en el Ayuntamiento