La ocasión ideal para volver a ganar

Copia de Diario de Ferrol-2013-10-13-055-ae1106b5
|

En el fútbol lo que importan son los resultados. El buen juego suele ser el camino para alcanzarlos, pero en el arranque de este campeonato liguero ese no está siendo el caso del Racing. El equipo ferrolano, de hecho, no ha conseguido traducir más que en siete puntos la superioridad que, en mayor o menor medida, ha ejercido en ese número de partidos, los que van de competición. Por eso, el cuadro verde desea volver a combinar esos dos factores en el choque que lo va a enfrentar al Zamora esta tarde –17.00 horas, A Malata– para mejorar su situación clasificatoria y acomodarse en la tabla de la competición.
Que el rival contra el que lo va a intentar sea el líder convierte la misión en más difícil. El Zamora ha ganado cinco de los siete partidos que ha disputado y también es el máximo realizador de la categoría, algo que se refleja en goleadas como el 6-0 que le endosó la semana pasada al Celta B. Pero enfrentarse al primer clasificado también supone una dosis extra de motivación por tener enfrente al mejor equipo de lo que va de campeonato, un rival que, sobre todo cuando ejerce de visitante, no es inabordable, tal y como demostró el Compostela hace un par de semanas al infligirle una contundente derrota de 4-0.
Sea como sea, el equipo ferrolano no quiere demorar ni un segundo más la consecución de su primera victoria de la temporada en A Malata. El botín que sea capaz de acumular como local parece una de las claves para allanar su camino a la permanencia en la categoría, así que el cuadro verde pretente hacer de su campo un fortín en el que, además de jugar bien, sea capaz de que apenas se escapen puntos y que sus rivales sepan infranqueable.

TENSIÓN
Los problemas físicos han causado incertidumbre en el entorno racinguista durante esta semana. El golpe que el delantero Manu Barreiro sufrió el pasado domingo contra el Guijuelo pareció ser más grave de lo previsto cuando de su rodilla izquierda se extrajo sangre por culpa de la inflamación que había provocado. Pero las pruebas realizadas confirmaron que la lesión no pasa de ahí, por lo que el futbolista estará en condiciones de jugar este partido –además, lo hará con muchas ganas por el mal recuerdo que tiene de su paso por el Zamora– y liderar el ataque racinguista. De esta manera, el cuadro verde presentará un once, si no igual, sí parecido al de la semana pasada con el objetivo de lograr el triunfo.
Es decir, argumentos suficientes como para que el cuadro verde sea capaz de lograr una victoria que, sobre todo, tendrá una importancia psicológica si se tiene en cuenta que hasta ahora su juego no se ha visto más que una vez recompensado con un triunfo. Ahora, con el mejor equipo de la categoría enfrente, esa posibilidad es todavía más atractiva por lo que traería aparejada, un empujón anímico que haría que el cuadro verde ganase confianza en sí mismo para ir a posiciones más plácidas en la tabla.

La ocasión ideal para volver a ganar