Un hundimiento del suelo obliga a vallar parte de los Jardines de Herrera

imagen del agujero que apareció ayer por la mañana en los jardines de herrera daniel alexandre
|

Las personas que a diario pasean por los Jardines de Herrera se encontraron ayer por la mañana con la sorpresa de un gran socavón en una zona de césped, a causa del hundimiento del suelo. De inmediato se dio aviso al Concello de Ferrol y operarios del servicio de mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad procedieron al vallado del espacio en cuestión, a fin de evitar accidentes.

Los vecinos asociaron lo ocurrido con la reciente retirada de las estructuras metálicas que reforzaban el muro de la Cuesta de Mella desde que en marzo de 2011 se produjera un desprendimiento de cascotes que había obligado a cortar al tráfico rodado y peatonal la citada vía.

De hecho, la retirada de los andamios se llevó a cabo hace poco más de una semana y las obras de limpieza y consolidación del muro, presupuestadas en unos 35.000 euros y que dieron comienzo en el pasado mes de diciembre, aun continuaban hace unos días.

Desde el Concello ferrolano se informó de que el hundimiento se produjo en la zona de las antiguas bocas de las escaleras que servían para unir los Jardines de Herrera con la Cuesta de Mella, a través del túnel existente en el subsuelo.

Se indicó, asimismo, que está pendiente una intervención en ese espacio, para lo que ya se encuentra en fase de redaccción un proyecto que se incluye dentro de la propuesta del actual equipo de gobierno del Partido Popular de “Abrir Ferrol al mar”.

Tal y como se informó en abril de 2012, el equipo de José Manuel Rey Varela ya había consignado en los presupuestos de ese año una partida de 300.000 euros para obras en esa zona. En aquel momento se decía que la intervención se financiaría con fondos del Plan Urban, sin fijar fecha alguna para el inicio de los trabajos.

En diciembre de 2010, el actual alcalde y entonces candidato popular había reclamado un proyecto integral para la Cuesta de Mella y los Jardines de Herrera que respetase la configuración inicial que presentaba en el siglo XVIII.

La iniciativa tenía por objeto, según dijo en aquel momento, “dar una solución al estado de abandono actual de los bajos de Mella y al hundimiento del terreno que se está produciendo en la parte superior”.

Rey Varela alertaba, además, del peligro real de hundimiento de tierras al interior, advirtiendo de que “la capa de hormigón de las bóvedas, de entre 0,30 y 0,50 metros, no sería capaz de aguantar por mucho tiempo la carga de tierra y agua que se introduce año tras año en su interior”.

Poco tiempo después, concretamente el 10 de marzo de 2011, el gobierno del socialista Vicente Irisarri tuvo que cortar al tráfico la Cuesta de Mella, a raíz del desprendimiento de piedras y cascotes de la muralla, además de acodonar una parte de los Jardines de Herrera, en los que se descubrieron pequeños hundimientos en algunas zonas.

Los técnicos municipales constataron entonces que los cascotes procedían de los muros de carga de los bajos de Mella, en cuya bóveda se observó el agrandamiento de una grieta preexistente, supuestamente derivada del deficiente drenaje de las aguas pluviales de los jardines ubicados en la parte superior.

Como medida de emergencia se procedió al apuntalamiento interior de la bóveda y del muro de carga en la parte correspondiente con la portada de cantería.

 

concurso fallido

Los bajos de la Cuesta de Mella están en el ojo de mira de las dos últimas corporaciones municipales de Ferrol.

En el año 2008, durante el bipartito PSOE-Esquerda Unida, llegó a convocarse un concurso de ideas para la rehabilitación de este espacio, estratégicamente situado entre los barrios de Ferrol Vello y A Magdalena.

Se trataba de realizar un anteproyecto para rehabilitar unos bajos construidos en la década de los cuarenta, para destinarlos a usos culturales.

Se había tomado como base una inversión de unos 600.000 euros en las obras y al concurso se presentaron 25 propuestas. Finalmente no llegó a otorgarse el premio y, según se informó entonces, solo dos de ellas cumplían los requisitos establecidos en las bases.

Con posterioridad, el actual equipo de gobierno del PP apuntó la posibilidad de trasladar a esta zona el centro de interpretación que el gobierno de Vicente Irisarri había previsto para el Baluarte de San Xoán.

 

retirada de los andamios

La retirada de las estructuras metálicas que reforzaban el muro existente en la Cuesta de Mella se llevó a cabo el pasado día 15 de enero.

El Concello venía abonando desde marzo de 2011 la suma de 900 euros mensuales a la empresa RMD Kwikform por el alquiler del apuntalamiento.

Un informe municipal autorizaba su retirada desde abril de 2012, al considerar que no existía riesgo de nuevos desprendimientos.

Sin embargo, la intervención se retrasó cerca de un año, así como el inicio de los trabajos de limpieza y consolidación de la muralla de piedra, que cuentan con el visto bueno de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia.

 

Un hundimiento del suelo obliga a vallar parte de los Jardines de Herrera