Pomar descarta que se cambien las competencias educativas de Galicia

|

La conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar (Santiago, 1970), descarta la recentralización de competencias autonómicas en cuanto a la enseñanza. “Creo que aquí no tenemos que plantearnos ningún tipo de cambio a ese nivel, porque creo que mantenemos un perfecto equilibrio entre lo que es el respeto a la Constitución española y al Estatuto de Autonomía”, apunta.


Así respondió, en una entrevista concedida a Europa Press, al ser preguntada sobre propuestas de recentralización en la enseñanza que llevarán algunas formaciones, entre ellas el Partido Popular, en su programa a las elecciones generales del 28 de abril. De este modo, se dice “firme defensora” de alcanzar un gran pacto por la educación, sector que lamenta está “tan sometido a intereses de carácter político”.

“Apasionada del mundo educativo” y “de la infancia”, Pomar ejercía como profesora en las facultades de Educación y Psicología de la Universidade de Santiago de Compostela hasta que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la llamó el pasado mes de septiembre para liderar la Consellería que hasta entonces dirigía Román Rodríguez, ahora al frente de Cultura e Turismo.

Cinco meses después de su llegada a San Caetano, valora que su formación “probablemente marca un estilo diferente” al de su antecesor. “Ni mejor ni peor, sino diferente”, puntualiza, negando además tener “ningún tipo de aspiración oculta” en política: “Lo que me lleva a estar aquí es ayudar a que el sistema educativo en Galicia siga caminando por un buen sendero”.


En clave estatal, Pomar se muestra crítica con la octava ley educativa de la democracia anunciada por la ministra Isabel Celaá hace una semana –la Lomloe, también conocida como Ley Celaá–. “Algo falla cuando estamos ante una octava reforma y cuando cada ley que sale le ponemos el apellido del ministro que la aprueba”, apunta.


Tras valorar que la Lomce, aprobada en 2013 por el entonces ministro de Educación, José Ignacio Wert, “probablemente tenía cosas interesantes” y otras “que no lo eran”, la conselleira califica de “ley fantasma” y “superficial” la que pretende impulsar ahora el Gobierno de Pedro Sánchez, lo que achaca a una “obsesión casi enfermiza de llevar esta ley al Consejo de Ministros” y a la “falta de tiempo”.

Pomar descarta que se cambien las competencias educativas de Galicia