Los sindicatos acogen con reservas el plan industrial de la SEPI para Navantia

Los astilleros de la ria tienen unas de las plantillas más envejecidas de la empresa pública jorge meis
|

En pleno calendario de movilizaciones sindicales en todos los centros de trabajo de Navantia, con acciones reivindicativas para que se restituya en tercer convenio y a la espera de que se confirme el balance de cuentas del astillero público –con expectativas de más de 300 millones de pérdidas–, la SEPI anunció la pasada semana que comenzará las negociaciones para implantar un nuevo plan industrial.

Un anuncio que los sindicatos han acogido con muchas reservas dado “el desconocimiento de las propuestas”, tal y como explicó la sección sindical de CCOO en la factoría de Ferrol. Sin embargo, las principales centrales sindicales coinciden en señalar que el nuevo plan estratégico puede suponer una oportunidad para poner sobre la mesa sus principales demandas.
Tanto la CIG como CCOO insisten en la preponderancia que deberán tener durante este proceso los comités de empresa y las federaciones sindicales de industria, que llevarán la voz cantante en estas negociaciones, para las que todavía no hay una fecha concreta.

El sindicato nacionalista señaló que “este novo plano non pode ser igual que o do ano 2005, asinado polos sindicatos de CCOO, UGT E USTG. Ese plano conseguiu que na comarca desapareceran máis de 1.400 postos de traballo fixo a traveso de prexubilacións que foron substituídos por postos de traballo na industria auxiliar cunha alta temporalidade e precariedade”
Este asunto, el de la subcontratación, se presenta como el principal caballo de batalla para los representantes de los trabajadores, que llevan meses apuntando a esta estrategia de contratación como uno de los grandes males de la empresa.
“Para iso –indican desde la CIG– hai que dotar a Fene do suficiente persoal para volver a construción naval civil e poder realizar tamén con plantilla propia as actividades complementarias que se están realizando agora mesmo, dando cabida a xente que traballa actualmente na industria auxiliar e establecer un plan de novas incorporacións en Ferrol, en todos os gremios que o necesiten e que quedaron desmantelados no 2005”.

Cabe recordar que la mesa de negociación abierta entre ambas partes el pasado año para abordar este tema fue abandonada por los sindicatos en enero como medida de presión ante el incumplimiento de Navantia de ejecutar la sentencia del Supremo.

relevo generacional
Otra de las líneas de actuación urgente para los sindicatos se refiere al rejuvenecimiento de las plantillas, tal y como apunta CCOO. La CIG indica a este respecto que es necesario implementar un “plan de xubilacións anticipadas mantido no tempo que permita. xunto coa incorporación de novos mozos e mozas. un relevo xeracional vital para manter a transferencia de coñecemento”. Como telón de fondo ante esta situación, los datos publicados la pasada semana por los sindicatos en los que avanzaban que el 82% de la actual plantilla de Navantia Fene estaría jubilada en 10 años y casi un 60% en el caso de Ferrol.

A pesar intentar hacer llegar estas propuestas a las negociaciones con la SEIPI, tanto la CIG como el sector crítico de CCOO, Gañemos CCOO, intuyen que este nuevo plan se traducirá en otra “recoversión” del naval en el sentido de destruir más puestos de trabajo.

Los sindicatos acogen con reservas el plan industrial de la SEPI para Navantia