Cendán renuncia al acta de concejal tras su inhabilitación por un delito electoral

manuel cendán compareció ante los medios de comunicación con los ediles del pp aresano d. alexandre
|

El popular Manuel Cendán presentó ayer su renuncia al acta de concejal del Concello de Ares en cumplimiento de la reciente sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña que lo inhabilita por cinco años como autor de un delito electoral, por haber inflado el padrón y el censo con 73 personas los meses previos a los comicios municipales de 2003, tras los que repitió como alcalde.

Después de hacer efectiva su dimisión en el registro del Concello, Cendán compareció en rueda de prensa en la sede del PP de Ferrol cuestionando la decisión judicial, que, no obstante, dijo acatar, aunque indicó que creía que la Audiencia no había estudiado su recurso, que definió como “un arma fundamental para demostrar que esas 73 personas no aparecieron en el censo ni votaron”.

Al mismo tiempo, arremetió contra el alcalde, el socialista Julio Iglesias, al que acusó de “manipular” la situación y también de la “desfeita” económica del Concello en la actualidad, al que, según dijo, “llevó prácticamente a la quiebra”. A este respecto, anunció que, desde la “segunda fila” en la que se situará a partir de ahora, emprenderá una campaña de denuncias contra el mandatario local, al que auguró que acabará siendo inhabilitado.

Manuel Cendán tuvo palabras, asimismo, para su hermano gemelo, Luis, al que no perdona que le hubiese hecho la competencia marchándose del PP y fundado Nueva Alianza, con la que concurrió a las elecciones en Ares. En esta línea, insistió en que “es lamentable perder la Alcaldía porque un hermano gemelo traicione al otro” y censuró su actitud en el presente mandato, “levantando el brazo a las órdenes del ambicioso Julio Iglesias”, por lo que, a su modo de ver, “de Don Algodón, que no pasaba por nada, pasó a ser mudo”.

Se refirió, asimismo, a otro exconcejal del PP, Francisco Echevarría, que lo había denunciado por injurias –lo acusaba de llamarle borracho en un pleno–, si bien, en esta causa, la Audiencia absolvió a Cendán, “por la contradicción de las versiones y la falta de medios de prueba externos”. Respecto a este antiguo compañero, el exalcalde y también exconcejal manifestó que fue el que, siendo edil de Urbanismo, ofreció la bodega para empadronar a personas en el municipio “y yo tuve que achantar con eso, mientras que él es ahora es asesor urbanístico del alcalde”.

Tras insistir en que no había cometido delito electoral y que como mucho podría ser una falta, Manuel Cendán explicó que, como demócrata, renunciaba a su acta de concejal sin utilizar la última baza, que sería la del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, para que el mensaje del PP llegue a la ciudadanía. “Yo ya lo fui todo en política, ya colmé mis aspiraciones siendo alcalde, diputado y con cargos por todos lados. Nací en política y seguiré, en segunda línea, para conseguir recuperar una Alcaldía que nunca se debió perder”, apuntó.

A modo de balance, recordó que cuando accedió al gobierno local se había impuesto el compromiso de convertir a Ares en “la Bayona del norte”, algo que, asegura haber conseguido, aunque posteriormente, en tan solo cuatro años, Julio Iglesias hubiese “escarallado” todo, colocando al Concello al borde de la quiebra, con seis millones de euros de deuda. Desde esa segunda fila, lo primero que hará, según anunció, es llevar a la Fiscalía Anticorrupción, previo paso por la secretaría del Concello, contratos de los asesores de Iglesias, en concreto los de la asesoría jurídica que se encarga de temas de la corporación y del Centro de la Mujer y que, al parecer, tiene su domicilio en la vivienda de la diputada socialista Sestayo y a cuyo frente está una edila del PSOE de Valdoviño.

A este respecto, Sestayo anunció que pedirán la declaración íntegra de Cendán para adoptar las medidas pertinentes. Añadió que no se puede olvidar que se trata de “un delincuente, condenado en firme por un juzgado y la Audiencia, que miente para enmascarar su condena”.

Sestayo también considera lamentable que “el PP preste su sede para que un delincuente emita basura”.

Por último, cabe señalar que el puesto de concejal que deja vacante Cendán será ocupado por Marta Seijas, mientras que de la portavocía se encargará Juan Sixto Galiano.

Cendán renuncia al acta de concejal tras su inhabilitación por un delito electoral