El presupuesto de 2017 se quedará solo en un documento de ingresos y gastos

El alcalde, Jorge Suárez, cuenta con comenzar a aplicar sus políticas económicas desde enero de 2018 | j.meis
|

La situación con los presupuestos municipales de 2017, a poco más de tres meses para que concluya el año, es prácticamente la misma que cuando comenzó este. El alcalde y concejal de Facenda, Jorge Suárez, asegura que los presentará antes de que concluya el ejercicio pero a diferencia del mes de enero cuando se hablaba ya de un borrador listo para negociar e incluso se presentó un texto a los grupos municipales de la oposición, ahora no se sabe exactamente qué contenidos tendrá ese documento económico.
También ha desaparecido de las declaraciones del alcalde la palabra “plazos”, evitando de este modo incumplimientos constantes de fechas concretas, semanas o trimestres que no se han hecho firmes en ningún caso.
La novedad de este verano ha venido dada por el anuncio de presentación conjunta de los presupuestos de 2017 y 2018, una noticia que hacía presagiar el escaso contenido y recorrido que podría tener el documento de este año y que ayer mismo confirmaba el regidor local, al asegurar que el anunciado durante todo el año presupuesto de 2017 no será más que “un documento de trámite para axustar os contratos e o estado de ingresos e gastos”, además de poco más que una declaración de intenciones de lo que se quiere invertir en 2018, ya que ese capítulo no tendrá apenas función en lo que queda de año. Será pues, dijo Suárez, “un documento administrativo cunha idea inicial dos investimentos que queremos realizar cunha dotación orzamentaria”.
El alcalde explicó ayer –comenzando de nuevo a hablar de plazos para el presupuesto de 2018– que en el mes de enero se tendrá un documento de trabajo para el próximo ejercicio y que servirá de base para 2019 y para “poder desenvolver a política que máis nos interesa”.
No será pues hasta el tercer año de mandato cuando el ejecutivo local pretenda plasmar “as grandes obras que precisa a cidade nos barrios, mercados, urbanización, creación de empleo ou benestar social”, si bien para eso deberá todavía contar con el apoyo de los grupos de la oposición.
En este sentido, Suárez es consciente de que nunca aprobará el texto con siete concejales y señala que se dará traslado del documento a la oposición cuanto antes, sin renunciar a ningún voto de los 25 y tratando de conseguir la mayoría de apoyos posible. De todos modos, todavía no se ha marcado ninguna fecha para esta entrega, señalando que están ahora pendientes de ”unhas cuestións de intervención para darlles traslado”.
Entre tanto la oposición mantiene su desconfianza en que puedan contar pronto con el documento económico.

El presupuesto de 2017 se quedará solo en un documento de ingresos y gastos