La EPA revela un incremento de casi el 14% en el número de parados

Sin título-1
|

Como suele suceder, la Encuesta de la Población Activa fue mucho menos benevolente con Ferrol que con el conjunto de Galicia y del Estado, principalmente en lo que atañe a la población sin empleo, que entre julio y septiembre creció en 1.100 personas –estaba en 8.000 en el segundo trimestre del año– para elevar la tasa de paro al 30%, cuatro décimas más que en la anterior oleada.
Con respecto al último trimestre de 2011, con el Partido Popular ya en los tres gobiernos –central, autonómico y local–, la situación se ha deteriorado indiscutiblemente. Entonces, la población parada ascendía en la ciudad naval a las 6.300 personas, 2.800 menos que en la actualidad.
En comparación con el resto de las ciudades de Galicia, Ferrol sigue a la cola en lo que respecta a la tasa de actividad –el 50,3%– y de ocupación, con un 35,2%. Ambos datos son mejores que los de la anterior EPA, aunque el mal dato de la de paro –casi el doble de la de A Coruña, Lugo o Santiago, por ejemplo– empaña la ligera mejoría que podría suponer el incremento de la población en edad y condiciones de trabajar.
En estos momentos, la población mayor de 16 años se sitúa en las 60.100 personas, 300 menos que en junio pasado. Como se recordará, este colectivo agrupa a los activos –quienes trabajan o quieren hacerlo, es decir, están inscritos en las listas del Servicio Público de Empleo Estatal–, que son ahora 30.200 por los 27.000 del anterior dato, y los inactivos –jubilados, prejubilados, amas de casa, estudiantes, receptores de pensión por discapacidad; en resumen, quienes tienen más de 16 años y no trabajan, ni tienen intención de hacerlo–, que por primera vez en mucho tiempo bajan de los 30.000, en concreto hasta los 29.900. Hace tres meses eran 33.400.

hace un año
Con respecto al mismo periodo del año anterior, el tercer trimestre de 2013, los nuevos datos son mejores en el número de activos –entonces eran 27.100–, la población ocupada –19.600– y la inactiva –32.700 personas–, pero  empeora la población parada, que era en aquel momento de 7.500 personas. No obstante, en aquella EPA no se trabajó aún con el censo actualizado, el de 2011. n

La EPA revela un incremento de casi el 14% en el número de parados