Narón sube de nuevo al ring en una velada espectacular

|

Combates de gran calidad y una puesta en escena espectacular convirtieron la séptima velada de boxeo Cidade de Narón en el “show” que los cerca de setecientos espectadores que se dieron cita en el pabellón de A Gándara esperaban. Siete peleas amateur y una profesional compusieron el cartel de una velada que crece cada año y que en esta ocasión permitió ver sobre el ring a prometedores púgiles.


El combate entre el nicaragüense José Hernández y el gallego Moncho Mirás fue el plato fuerte de la sesión. Una pelea entre dos adversarios muy “fogueados” en el que Mirás, tres veces campeón de España, demostró que prácticamente ha recuperado el buen tono físico después de una lesión que lo tuvo inactivo durante algún tiempo. De hecho, su falta de rodaje solo quedó de manifiesto en el primer asalto, en el que Hernández fue superior. Sin embargo, a partir de ahí, el gallego desplegó su mejor boxeo para remontar y lograr finalmente imponerse a los puntos.


El combate profesional fue el punto álgido de una velada que había comenzado horas atrás con un enfrentamiento en peso ligero entre Wilker Faña, del Cidade de Lugo, y Brayan Londoño, del Simeón Vigo, que se decantó a los puntos a favor del primero. El púgil del Boxeo Noia, Francisco Rodiño, también ganó por decisión técnica a Óscar Rochez, de ElAbuelobox, en el segundo combate de peso welter. El tercero, femenino, enfrentó a las boxeadoras de peso gallo Talía Muiño, del Boxeo Noia, y Laura Méndez, del Bunkai Sport Ferrol, entrenada por Manolo Bañobre. El combate se decidió por veredicto de los jueces, en este caso a favor de la primera.


Nero Blanco, del Barbanza, ganó a Óscar Cendón, del Simón Vigo, en otra cita welter con la que la velada alcanzó su ecuador. Ya en la recta final, se disputó una de las peleas más reñidas y espectaculares de la sesión, en el que el superligero Daniel Regueira, del Planasbox A Coruña, derrotó a los puntos a Óscar Blanco, de ElAbuelobox. Finalmente, Olmo de Paz, del Planas Box herculino, se impuso a Yoelbis Medina, del Boxeo Noia, en el tercer combate welter de la noche, tras el que saltaron al ring los profesionales.


La nota negativa fue la suspensión de uno de los combates por la indisposición de uno de los dos púgiles.
Desde la organización del evento, a cargo del promotor Francisco Porto, se valoró muy positivamente el desarrollo de una velada en la que, al margen del terreno estrictamente deportivo, se trató de dar un un salto de calidad en la escenografía y que tuviesen una mayor visibilidad todos esos patrocinadores –Yakart Autocaravanas, Catering Ferrolterra, O Tapiz, Cervecería El Mercado, Discoteca Onda, Gimnasio BeniGym, La Colmena y Bruno Carnicería– que hacen posible que Narón continúe disfrutando del espectáculo del boxeo un año más.

Narón sube de nuevo al ring en una velada espectacular