Un nuevo incendio calcina 10 hectáreas de monte en la parroquia de Mandiá

Incendio en Mandiá
|

El fuego volvió a ser protagonista en la jornada de ayer en Ferrol con un nuevo foco activo en la parroquia de Mandiá que quedó controlado en la tarde de ayer, sobre las 19.30 horas. Las llamas se originaron en torno a las 14.33 horas, según los datos aportados por la Consellería de Medio Rural, en el monte situado tras el local social de la zona, extendiéndose por los lugares de Bustelo, Vilela y A Pedreira, entre otros.
Aunque no llegó a afectar a una gran superficie de terreno –menos de diez hectáreas– su proximidad a las casas causó gran alarma entre los vecinos. Al lugar se desplazaron seis agentes forestales, once brigadas, cinco motobombas y un helicóptero. Además, también se sumaron dotaciones del cuerpo de Bomberos de Ferrol y operativos del GES de Mugardos. 
Este último grupo de emergencias también actuó por la mañana en Fene, en un incendio declarado en torno a las once de la mañana en el lugar de O Punxeiro, en la parroquia de Magalofes. Allí se trasladaron también a dos brigadas y un helicóptero de la Xunta, una motobomba del Concello y voluntarios de Protección Civil que lograron extinguir las llamas sobre las doce del mediodía. No se llegó ni a calcinar una hectárea de monte raso.
Controlado
Otro de los focos activos de la jornada estuvo en Narón. El incendio declarado el pasado jueves en la parroquia de O Val y que arrasó la costa de Covas (Ferrol), llegando a tener que desalojar cuatro viviendas, sigue controlado. Las últimas estimaciones de la Consellería de Medio Rural situaban la superficie afectada en 444 hectáreas de las cuales 325 son de monte raso y las restantes 119 de arbolado. 
En su extinción llevan trabajando 14 agentes, 21 brigadas, 21 motobombas, tres palas y seis helicópteros. También se desplazaron al lugar de los hechos efectivos de la Unidad Militar de Emerxencias (UME). l

Un nuevo incendio calcina 10 hectáreas de monte en la parroquia de Mandiá