El Racing juvenil se salva con un triunfo en Cangas

Diario de Ferrol-2019-04-08-035-f98ebe68
|

El Racing juvenil consiguió la permanencia en la División de Honor después de imponerse en el terreno de juego del Alondras por un resultado de 0-3.


Se llegaba a la última jornada de la competición con varios equipos implicados en el descenso, pero con el cuadro verde dependiendo de sí mismo, siempre y cuando puntuase en su contienda. También podría hacerlo si no ganaban o Roces o Pontevedra.


El encuentro en el campo de Morrazo comenzó con un conjunto departamental un poco nervioso y que apenas inquietaba la portería contraria.


Por contra, su rival, que llevaba varias jornadas descendido, dispuso de hasta tres ocasiones durante el primer tiempo para ponerse por delante en el marcador, aunque sus futbolistas no estuvieron acertados en la finalización de las jugadas, por lo que los jugadores se retiraron al descanso con el marcador inicial.


Las noticias que llegaban de los otros campos eran favorables ya que, aunque el Roces se imponía al Perinés, el Pontevedra perdía en su visita al Deportivo.
En la segunda parte, el entrenador racinguista, Manel Fernández, revolucionó el choque con los cambios, dando entrada en el terreno de juego a Brais, Iñaki Leonardo y Bruno.


Solo unos minutos después de entrar al campo, en el minuto 67, una buena jugada de Iñaki Leonardo permitió a Brais poner por delante a la escuadra departamental.
A partir de ese momento, la formación ferrolana se mostró muy superior a un adversario que empezaba a acusar el esfuerzo. Eso lo aprovechó Iñaki Leonardo, en una buena jugada personal, para colocar el 0-2 que acercaba todavía más al equipo a la salvación.


Además, el Roces también sentenciaba su confrontación, mientras que el Deportivo aumentaba su renta sobre el Pontevedra, aunque el resultado del Racing le llegaba para lograr el objetivo.


Los jugadores racinguistas no se conformaban con esos dos goles de ventaja y siguieron insistiendo ante la portería rival.


Así, una jugada de Brais fue detenida por un jugador local con un derribo dentro del área, que conllevó que el colegiado decretase el punto de penalti. Luis Chacón fue el encargado de transformarlo para colocar el 0-3, con el que ya se empezó a celebrar en el banquillo ferrolano la permanencia.

Quedaban ya pocos minutos para el final del choque y los futbolistas departamentales se limitaron a dejar pasar el tiempo para llegar al final del encuentro con el triunfo por 0-3, que les daba la salvación y la plaza de descenso la ocupaba el Pontevedra.

El Racing juvenil se salva con un triunfo en Cangas