Un bajo abandonado de la calle del Sol se incendia y afecta a dos inquilinos irregulares

El 092 controló las llamas y ventiló los dos primeros pisos d.a.
|

Un bajo comercial abandonado de la calle del Sol, donde antiguamente estaba ubicado el kiosko “Santi”, se incendió ayer por la tarde y afectó a dos inquilinos irregulares de se encontraban en el primer y segundo piso del inmueble.
Los bomberos de Ferrol, que desplazaron dos camiones al lugar, señalaron que el incendio comenzó en un pequeño habitáculo cerca de la entrada del local, el cual llevaba años sin uso y había acumulado una gran cantidad de basura.
El fuego se extendió por el resto de las estancias, aunque no llegó a afectar al primer piso –al que se accede por un portal contiguo–, donde solo se acumuló una espesa humareda. Los bomberos se aseguró de comprobar que la estructura de las plantas superiores no se hubiese visto comprometida, ya que el inmueble se encontraba apuntalado.
Además, los miembros del 092 a su llegada a la zona y tras inspeccionar el portal que está pegado al local donde surgió el incendio, se toparon con una pareja de inquilinos irregulares que llevaban un tiempo ocupado las vivienda superiores.
Los ocupantes del piso, un hombre y una mujer de mediana edad no resultaron demasiado afectados por el humo y ni siquiera necesitaron asistencia médica. “Escuchamos a alguien decir ‘agua’, ‘agua’, pero no sabíamos lo que pasaba hasta que abrimos la puerta y se nos llenó la casa de humo que venía de la escalera”, relató uno de estos inquilinos.
Cuando el incendio estuvo controlado y tras ventilar el bajo y el primer piso, unos bomberos acompañaron al hombre al interior de la vivienda para recoger una bolsa de deporte en la que guardaba sus pertenencias “y algunos papeles importantes”.
La mujer, que llevaba más de seis meses viviendo allí también tenía enseres personales en ambos pisos. Además, relató que antes de trasladarse al primero estuvo bastante tiempo ocupando el bajo comercial que ayer resultó incendiado, pero que lo abandonó cuando “empezó a llenarse de gente”.

Un bajo abandonado de la calle del Sol se incendia y afecta a dos inquilinos irregulares