El As Pontes, crecido ante la visita del líder Boiro

|

 Primero fue el Órdenes y ahora le toca el Boiro. El As Pontes se está enfrentando a uno de los tramos más complicados de su calendario del que, sin embargo, los pupilos de Manolo García esperan sacar una aceptable rentabilidad. El primero de estos envites lo resolvieron con un empate pero, sobre todo, con la sensación de haber sido mejor que su rival durante muchos minutos; esta tarde –19.30 horas, O Poboado–, jugando como locales, esperan complicarle también las cosas al Boiro.  
Aunque no resulte tan fuerte como los líderes que dominaron la Tercera en anteriores temporadas y haya sufrido mucho para vencer alguno de sus partidos, el cuadro visitante acude a la confrontación invicto y eso avala sus recursos y, sobre todo rentabilidad ofensiva. Y es que es, precisamente, en los metros finales, donde el Boiro tiene mayor potencial, gracias a la presencia en posiciones de vanguardia de jugadores con gran puntería. Ante tal panorama, la primera premisa para el As Pontes, tal y como advierte su técnico, será mantener al rival lejos de la propia portería porque, de no ser así, los ponteses sufrirán.
Si, por el contrario, son capaces de retrasar la pelota y complicar la circulación del Boiro en su campo, multiplicarán sus opciones de tumbar al líder. Intensidad y precisión, esas son las palabras que el As Pontes espera que presidan su juego.
Ambas tendrá que lograrlas con importantes bajas, toda vez que a los ya lesionados Pablo López y Chicho se han sumado Aitor y Sergio, que recibieron sendos golpes en el último partido que le impedirán jugar a ambos. Manolo García ha de prescindir, por lo tanto, de jugadores importantes y con experiencia en la categoría de los que estaban entrando con regularidad en sus planes.

El As Pontes, crecido ante la visita del líder Boiro