El Somozas no desespera y suma tres nuevos puntos

Chacón avanza con el balón controlado ante la oposición de dos jugadores del Paiosaco | Jorge Meis
|

Es lo que toca. El Somozas es uno de los equipos más potentes del grupo y una semana sí y otra también se está encontrando con rivales ultraconservadores dispuestos a puntuar a domicilio y defender con uñas y dientes al menos un punto. Ese fue el principal argumento con el que el Paiosaco se plantó ayer en el Manuel Candocia. Un guion que fue capaz de defender hasta bien entrada la segunda mitad, cuando el Somozas, al fin, logró abrir un partido que había sido suyo en todo momento.

Y es que los verdiblancos ejercieron desde la primera parte un dominio absoluto del juego. Con el balón en los pies, los pupilos de David Pérez generaron numerosas ocasiones e incluso llegaron a marcar antes del descanso un gol que fue anulado.

A pesar de que se les resistía la puerta rival, el Somozas siguió insistiendo con los mismos argumentos en la reanudación y, a los veinte minutos de la segunda parte, Luis Nuño encontró el premio a tanta perseverancia al cabecear al fondo de la red un saque de córner muy cerrado.

A partir de ahí, el Paiosaco, que había estado totalmente replegado, tuvo que estirar sus líneas en busca de la igualada y los anfitriones lo aprovecharon para llegar con más peligro a la meta rival. Luis Chacón, cerca del pitido final, condujo un contraataque, pero no acertó a convertir ni en primera instancia ni su rechace. El segundo rebote le llegó a Marcos Álvarez, que logró la sentencia.

El Somozas no desespera y suma tres nuevos puntos