El BNG reclama un nuevo estatus para Galicia con la referencia del 36

Goretti San Martín y Ana Pontón, durante el acto simbólico en homenaje al Estatuto de 1936 | xoán rey (efe)
|

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, presidió ayer el acto de su partido en conmemoración de la aprobación del Estatuto de autonomía de Galicia de 1936, en el que reclamó un nuevo estatus político con la referencia de
esta efeméride.
En su intervención, Pontón hizo alusión también al regreso, en este mismo día de 1984, de los restos de Castelao a Galicia “de manos de los herederos de quienes lo habían condenado al exilio” y que trataron de manipular su figura a posteriori, ha defendido.
“Hoy tenemos que seguir denunciando la manipulación de Castelao con la entrega de unas medallas que llevan su nombre por parte de un Gobierno gallego y de un presidente –Alberto Núñez Feijóo– que pisotean la memoria, la obra y el ideario político de Castelao todos los días”, sostuvo, en relación con la entrega de las Medallas Castelao de esta mañana.

Imprenta Nós
El acto de conmemoración del estatuto de 1936 tuvo lugar en un “lugar especial”, la antigua sede de la imprenta Nós, vinculada al movimiento galleguista y dirigida por Ángel Casal, exalcalde de Santiago represaliado tras el alzamiento del bando nacional y miembro de la delegación estatutaria gallega en Madrid.
Además de la memoria de Casal, Pontón también evocó el recuerdo de otro galleguista histórico, Alexandre Bóveda, al que se refirió como un “ejemplo de lo que significa el compromiso con Galicia”, que no perdió en ningún momento pese a acabar fusilado por ello.
“Lo que nosotros somos hoy no se entendería” sin esta etapa “luminosa” y sin esta gente “valiente”, declaró ayer la líder del BNG, que ensalzó su empeño de hacer de Galicia “una nación soberana” con “una sociedad culta, democrática”.
De igual forma, denunció que “hoy no hay ni en la Xunta ni en todo el PP” alguien capaz “ni tan siquiera de imaginar el país que tenían en la cabeza todas aquellas personas”, lo que causa muchos de los problemas actuales de la autonomía, en su opinión.
Por todo ello, Pontón consideró que la responsabilidad del nacionalismo es “llevar desde ya el impulso político y social de un proceso” que permita “alcanzar un nuevo estatus político para Galicia” cuyo único límite sean las soberanías que puedan alcanzar Cataluña y el País Vasco. l

El BNG reclama un nuevo estatus para Galicia con la referencia del 36