La corporación naronesa aborda con el Igape la situación de Poligal

Concentración de Poligal frente al edificio de la Xunta en Ferrol
|

La alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, junto a los ediles Guillermo Sánchez Fojo (TEGA), José David Pita (PSOE) y Germán Castrillón (PP), mantuvieron ayer una reunión en el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) en Santiago para abordar la problemática de los antiguos trabajadores de la factoría de Poligal. Los representantes de la corporación naronesa se entrevistaron con el director del mencionado organismo, Juan Cividanes, y con la presidenta del Plan Ferrol, Natalia Barros, para conocer los últimos avances de la Xunta de cara a encontrar una solución para los más de cien trabajadores despedidos por el cierre de la fábrica.

Así, Cividanes y Barros trasladaron a la comitiva de la corporación de Narón que desde el Igape “continúan realizando xestións para tratar de dar unha alternativa viable para a planta de Poligal”, afirman desde el consistorio naronés, añadiendo que la Xunta “continúa traballando na citada liña”. Desafortunadamente no se aportaron nuevos datos o vías de actuación que supongan una alternativa real para los trabajadores despedidos.


En ese sentido, Marián Ferreiro aseguró que el Concello continuará “realizando as xestións que estean nas nosas mans co fin de que os extraballadores de Poligal conten cunha solución de futuro que garanta o seu traballo tralo desmantelamento da planta”. Ferreiro reiteró, además, su compromiso y el de la corporación municipal de colaborar con empleados y administraciones en esta difícil situación.

Posible nuevo comprador
Por otra parte, los representantes de la plantilla despedida realizaron ayer una concentración frente a la Xunta de Galicia, en Santiago, como medida de presión para que se agilicen los trámites y negociaciones realizados desde el Gobierno autonómico.


El antiguo presidente del comité de empresa, Rafael Souto, afirmó ayer que desde la reunión con el Igape del pasado día 30 no habían tenido ninguna noticia de las gestiones que se estaban realizando, pero que en dicho encuentro les habían trasladado que podría haber un nuevo inversor interesado en la factoría.


La parte social de la extinta Poligal señaló que dicha entidad habría firmado el pertinente acuerdo de confidencialidad, pero que al igual que el otro potencial comprador, no habría visitado todavía las instalaciones.

La corporación naronesa aborda con el Igape la situación de Poligal