Pedro Puy considera “prematuro” que se empiece a hablar de la sucesión de Feijóo

|

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, opinó ayer que comenzar a hablar de la sucesión de su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, cuando acaban de cumplirse sus 100 primeros días de gobierno, es algo “extemporáneo” y “prematuro”.

“No es que esté a favor ni que esté en contra, es que me parece un poco prematuro a cuatro años vista”, sostuvo, al ser preguntado sobre las peticiones en este sentido ya formuladas tanto por el portavoz del PP en el Senado, el lucense José Manuel Barreiro, como por el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado.

un plazo muy largo

Tras recordar que él sí pidió al mandatario que volviese a presentarse a los comicios del 25 de septiembre, en las que el PPdeG amplió su mayoría absoluta hasta los 41 diputados, incidió en que cuatro años en política “son muchos años” para comenzar a posicionarse ahora sobre las elecciones de 2020.

Y es que, como señaló, en el candidato popular para esa fecha influirán diversos aspectos, desde el estado de salud y la voluntad de Feijóo al escenario político. “A tan largo plazo”, por tanto, “no tiene mucho sentido” hablar del asunto, zanjó

Tanto es así que Puy Fraga señaló que, tras la última victoria electoral en Galicia, lo que toca es “cumplir el programa” y trabajar por la recuperación económica y por la creación de empleo.

“Cualquier otra cuestión es como si me pregunta si va a llover en agosto del año que viene. Puedo tener alguna opinión sobre el cambio climático, pero no soy capaz de decirlo”, resolvió, al tiempo que apuntó que “el escenario óptimo” sería que de nuevo en 2020 el PPdeG volviese a pedirle a Feijóo que siguiera. “Sería que están las cosas muy bien, que lo hizo muy bien y que, por tanto, su continuidad garantiza otros cuatro años de gobierno”, concluyó.

Más allá de ello, lo que puso en valor es que su partido tiene “la suerte” de tener “un liderazgo claro”, a diferencia de las “cuestiones sucesorias” o sobre “quién manda” de otras fuerzas. 

Puy también ratificó ayer el rechazo del grupo mayoritario a abrir una comisión de investigación en el Pazo do Hórreo sobre el accidente ferroviario de Angrois, al tiempo que recordó que el Reglamento de la Cámara obliga a activarla automáticamente en caso de que lo soliciten 30 diputados de distintos grupos.

En concreto, tras la última reforma de la normativa parlamentaria, la oposición puede forzar una comisión de investigación por legislatura aun sin contar con la mayoría absoluta. Se constituirá siempre que así lo pidan un tercio de los diputados (25) que pertenezcan a un mismo grupo o, en su defecto, las dos quintas partes (30) si forman parte de fuerzas diferentes.

En el caso de esta nueva petición de investigación parlamentaria sobre el siniestro acaecido el 24 de julio de 2013, parte de En Marea, con 14 diputados, y el BNG, con seis. Por tanto, haría falta, al menos, la firma de 10 de los 14 representantes del PSdeG en el Pazo do Hórreo. El portavoz socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, ya avanzó que no ve “oportuno gastar la única bala de plata” al inicio de la legislatura y en una cuestión de competencia “exclusiva” del Estado.

Precisamente esa idea es la que lleva a los populares, según reiteró Pedro Puy, a oponerse a su creación, por entender que un órgano de estas características en un parlamento autonómico “no llevaría a ninguna conclusión”. A su juicio, lo que procede es demandar del Estado “un informe incontrovertido” sobre las causas del siniestro.

Tras recordar que el emitido por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) fue puesto en tela de juicio por la propia Unión Europea, el dirigente popular ha reafirmado el “apoyo” y la “solidaridad” de su formación con las víctimas y sus familias y hizo votos por que “se conozca la verdad”. n

Pedro Puy considera “prematuro” que se empiece a hablar de la sucesión de Feijóo