Los buzos recuperan el cadáver de uno de los marineros de Muros en el interior del “Santa Ana”

GRA385. AVILÉS (ASTURIAS), 14/03/2014.- Llegada al puerto de Avilés del cuerpo del marinero gallego Lucas José Mayo Abeijón, después de que buzos de la Guardia Civil rescataran el cuerpo del interior del barco pesquero h
|

Los buzos de la Guardia Civil rescataron ayer del interior del Santa Ana, el pesquero hundido el pasado lunes frente al Cabo Peñas, el cadáver de uno de los seis tripulantes de la embarcación desaparecidos.

El cadáver del marinero Lucas José Mayo Abeijón, natural de la localidad coruñesa de Muros, fue hallado en uno de los pasillos del pecio al que pudieron llegar ayer los buzos que trabajan en el rescate, y tras realizarle la autopsia, ya ha sido trasladado a Galicia.

Según señalaron en rueda de prensa los responsables del operativo de búsqueda, a lo largo del día los buzos lograron abrir una vía de acceso a diferentes zonas del barco, que permanece hundido en posición vertical junto a la isla Erbosa, a media milla de cabo Peñas, a las que hoy se espera poder acceder con mayor facilidad.

De esta forma, los especialistas de la Guardia Civil confiaron ayer en poder llegar al interior de un de las salas del barco, la cocina y los cinco camarotes con que cuenta la embarcación en los que, según las primeras hipótesis, dormía la tripulación cuando se produjo el naufragio en la madrugada del pasado lunes.

Fuera del pecio

No obstante, según el capitán marítimo de Avilés, Licinio Alonso de la Torre, sigue sin descartarse la posibilidad de que alguno de los tripulantes esté fuera del pecio, en cuyas inmediaciones ya fueron rescatados otros dos cadáveres, así como el único superviviente del naufragio.

Las labores de búsqueda quedaron interrumpidas a las 17.00 horas de ayer después de que uno de los buzos sufriera un accidente al caerle sobre una mano una plancha cuando trabajaba en el buque hundido que le provocó una herida por lo que tuvo que ser evacuado.

Según el capitán de la Guardia Civil Emilio González, la evacuación del agente herido, que fue trasladado a un centro hospitalario, hizo que el resto de los buzos tuvieran que salir rápidamente del agua y ser atendidos con oxígeno para evitar que sufrieran un síndrome de descompresión, lo que determinó la finalización de las operaciones.

Los especialistas tenían previsto inicialmente entrar en el “Santa Ana” por la puerta de cubierta para tratar de llegar por el interior a los camarotes de popa, pero la gran cantidad de enseres que quedaron esparcidos les impidió el paso.

Tras el naufragio del pesquero solo pudo rescatarse con vida al segundo patrón del barco, Manuel Simal Sande, muradano de 50 años, que abandonó el martes el hospital de Avilés, donde había sido ingresado con hipotermia y múltiples contusiones.

Fueron recuperados los cadáveres del luso Francisco Gomes Fragateiro, y del cocinero de Muros Manuel Indalecio Mayo Brea. Mientras que siguen desaparecidos el muradano Manuel María Tajes; el asturiano Marcos del Agua Chacón, el portugués Víctor José Farinhas Braga, y los indonesios Suherman y Wasito.

Los buzos recuperan el cadáver de uno de los marineros de Muros en el interior del “Santa Ana”