El Racing retorna a la Segunda B con la contienda ante el Tropezón

manu barreiro parece una apuesta segura para el once inicial con el que debutará el racing polo
|

Después de seis semanas de trabajo llega el esperado momento para el Racing con el inicio de la competición de liga. El cuadro verde retorna a la Segunda B, una categoría en la que no jugaba desde hace tres campañas, con la esperanza de hacer un buen papel y estar entre los mejores. Para empezar le toca viajar a tierras cántabras ya que, esta tarde, a las 17.00 horas, juega en el campo de Santa Ana, en Torrelavega, ante el Tropezón, otro recién ascendido.
El conjunto ferrolano afronta la contienda con la intención de sumar los tres primeros puntos para su casillero de la clasificación. Su entrenador, José Manuel Aira, tiene muy claro que “nuestra idea es continuar con la línea del año pasado. Eso significa tratar de llevar la iniciativa, aunque somos conscientes de que para ello tendremos que tener una mayor intensidad y estar más acertados en el remate, porque la exigencia es mayor”.
El técnico berciano no se plantea ninguna meta, ya que manifiesta que “la junta directiva no me ha dicho un objetivo concreto. Nuestra idea es pensar en cada semana y ya veremos donde nos va situando la competición. Tenemos el ejemplo de la última temporada en Segunda División B, en la que todo el mundo daba al Racing como uno de los candidatos al ascenso y descendió. Por eso, de nada sirve decir algo ahora, porque lo que vale es demostrar en cada partido tu nivel”.
Para empezar la competición, el cuadro verde se presenta con una plantilla de dicisiete futbolistas, ya que todavía se espera la llegada de dos refuerzos más. A ellos se les unen los juveniles que habitualmente entrenan con el equipo. Uno de ellos, Carlos López viajó con la expedición, ya que Fernando Pumar y Rubén Comesaña están lesionados, por lo que el entrenador pierde a los dos laterales titulares de la pasada campaña.
Sin embargo, Aira afirma que “nuestra plantilla es muy pareja y cualquiera que salte al campo lo suele hacer bien”. Parece seguro que Diego Vela y Dopico serán sus sustitutos ante el conjunto cántabro.

Ilusión
Enfrente, el cuadro racinguista va a tener a un rival que mantiene el bloque de la liga anterior con siete refuerzos. Su objetivo no es otro que alcanzar la permanencia y con esa ilusión espera su entrenador, Lolo Herrera, que salten al campo en cada encuentro que disputen.
Para esta primera cita, cuenta con todos los jugadores, destacando sobre todo el potencial de Dorronsoro y Perujo, los dos futbolistas más determinantes y sobre los que tendrán que tener una atención especial los defensas departamentales.
José Manuel Aira comenta sobre el adversario de esta tarde que “no es un equipo que presione muy arriba y, por lo que he visto, tampoco impone un ritmo muy alto. Suele jugar bastante replegado y busca la velocidad en las salidas de contraataque”.
El preparador también tiene muy claro que “ellos tienen dos referencias muy claras en Dorronsoro y Rafa, que son los más peligrosos. Por eso, no podemos dejar que reciban el balón con comodidad”.
El técnico berciano también reconoce que “veo a los jugadores animados y con ganas de demostrar que pueden competir en esta nueva categoría. Espero que podamos mantener un nivel de juego similar al del año pasado y que sigamos ilusionando a nuestra afición”.
Uno de los inconvenientes que tendrá que superar el conjuto ferrolano es el hecho de jugar sobre un terreno de juego artificial, aunque confian en adaptarse rápidamente.

El Racing retorna a la Segunda B con la contienda ante el Tropezón